En la Peña de Ardales: Un balcón al pasado

Muro de la fortaleza medieval junto a la iglesia de los Remedios, del siglo XVI. /Fernando Torres
Muro de la fortaleza medieval junto a la iglesia de los Remedios, del siglo XVI. / Fernando Torres

SUR visita el conjunto monumental, en vías de ser reformado tras más de seis años cerrado por el cierre del consorcio Guadalteba

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Para llegar a lo más alto del centro de Ardales hay que girar por varias callejuelas estrechas, angulosas y empinadas. La cima está formada por la histórica peña que corona el municipio, en torno a la que creció lo que hoy es el casco urbano, civilización tras civilización. El Consorcio Guadalteba creó un museo en el conjunto monumental que corona el pueblo, instalaciones que quedaron desatendidas tras el cese de la actividad de la entidad en el año 2013. Desde entonces nadie ha podido visitar esta ventana al pasado del municipio, hasta que una nueva colaboración público-privada del Ayuntamiento y la empresa Ardalestur ha emergido para reflotar el paraje. Ambas entidades llevan meses trabajado para volver a sacar brillo al peculiar balcón al pasado de la Villa de Ardales.

«La evolución de la peña es, al fin y al cabo, la evolución de Ardales», explica María del Mar Espejo, responsable de Ardalestur. La historia del enclave se remonta al Paleozoico, donde los días eran mucho más cortos y la vida estaba en el mar. «Se ha podido fechar –la peña– geológicamente en 440 millones de años aproximadamente», un dato de los más antiguos de Andalucía.

El conjunto estará abierto por completo y reformado en su totalidad en primavera

En el interior de los edificios que rodean la iglesia de los Remedios, del siglo XVI, están habilitadas varias salas expositivas donde aguardan restos arqueológicos de las diferentes etapas históricas, extraídos del propio enclave. Vasijas y utensilios de diferentes civilizaciones evidencian la importancia estratégica de la peña, –fortificada en la Edad Media–, sobre todo en las épocas cristiano castellana y musulmana, en las que hubo numerosos conflictos bélicos durante siglos, comenta Espejo. Pedro Cantalejo, responsable de patrimonio del Ayuntamiento de Ardales, añade que la colección expuesta es «totalmente diacrónica», y que ha sido largamente estudiada hasta que se publicó en el círculo científico en los años ochenta. «Esto demuestra que el conjunto de Ardales tiene más de 4.000 años».

Además del material cerámico y de los utensilios de las diferentes edades, el resto de salas del centro de interpretación muestran al visitante diferentes restos arqueológicos y elementos históricos de épocas más recientes, como grabados, dibujos y referencias históricas sobre la Villa de Ardales.

El paraje ya está abierto a los visitantes que quieran acudir, aunque el objetivo de Espejo y Cantalejo es que sea en primavera cuando el conjunto monumental esté funcionando a pleno rendimiento, incluyendo en las visitas el mirador de la zona superior. El Consorcio Guadalteba, que aunaba a los ayuntamientos de Almargen, Ardales, Campillos, Cañete la Real, Carratraca, Cuevas del Becerro, Serrato, Sierra de Yeguas y Teba con la Diputación Provincial de Málaga, retomó el trabajo de la primera Escuela Taller del municipio, que habilitó el enclave de forma parcial en 1999.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos