Una pedagogía basada en la confianza en las capacidades de los niños

Dos alumnos en el aula de Comunidad Infantil. sur

La Asociación Creciendo con Montessori, que lleva dos años instalada en Ronda, acoge en su centro a 21 menores de entre 18 meses y seis años de edadActualmente tiene sus instalaciones en una finca en el campo, donde los pequeños tienen un contacto directo con la naturaleza

FÁTIMA ÁVILA-CASANOVA RONDA.

La Asociación Creciendo con Montessori Ronda tiene ya dos años de vida, y cada curso trabaja con mas ilusión con los niños que llenan sus aulas. La pedagogía que utilizan con sus alumnos es la de María Montessori, basada en la observación y en el conocimiento del cerebro del niño, tal y como explica Eva Ayala, acompañante de la Asociación Creciendo con Montessori Ronda: «La principal diferencia que encontrarán las familias en nuestro centro con respecto a otros es que al niño no le vamos a decir constantemente qué debe hacer. Nosotros confiamos en ellos, en sus necesidades e intereses, y los acompañamos». Para ello, en sus aulas tienen diversos materiales adaptados a las edades de los menores, y son ellos mismos los que van eligiendo con qué quieren trabajar, detalla: «Vamos viendo las habilidades que están desarrollando, y si es necesario les proporcionamos más materiales».

Por lo tanto, en esta Asociación, que acoge a niños desde los 18 meses hasta los seis años de edad, los menores son los protagonistas de su aprendizaje. Posteriormente, cuando deben dar el salto a los centros tradicionales de Primaria, los alumnos no notan grandes diferencias, asegura Ayala: «A nivel académico salen muy preparados. Además, también salen preparados emocionalmente, ya que se conocen muy bien a sí mismos y han aprendido a reconocerse. Lo único que les cuesta más trabajo al principio, aunque siempre depende de cada niño, es quedarse sentados en el mismo sitio. Eso se debe a que en nuestro centro los pequeños de 3 a 6 años tienen materiales diseñados para que puedan estar en constante movimiento, que es lo que necesitan con esa edad».

La Asociación Creciendo con Montessori Ronda cuenta con un total de 21 alumnos, ya que la ratio de este centro es bastante reducida. Estos se dividen en comunidad infantil -donde hay nueve escolares de entre 18 meses y tres años- y 12 que están en casa de niños -con edades comprendidas entre los cuatro y los seis años-. Una buena parte de ellos son extranjeros, ya que en otros países de Europa el Método de María Montessori es mucho más conocido que en España, asegura la acompañante del centro: «En otros lugares existen muchas más alternativas educativas que aquí, y Montessori es una más. En España, sin embargo, no hay tantas. En Málaga capital hay un centro que tiene hasta Primaria, y en Marbella hay otro. El resto está en Madrid, Barcelona y en localidades del norte».

«Los alumnos salen muy preparados tanto a nivel académico como emocional»

Apoyo de las familias

La implicación de la familia es importante, ya que lo más conveniente es que siga con las rutinas que se establecen en la asociación para que haya un equilibrio entre el trabajo que se realiza dentro y fuera del aula. Los progenitores, por tanto, son un pilar importante y de hecho una de las diferencias de este centro con respecto a los tradicionales se puede encontrar en el modo en el que llevan a cabo el periodo de adaptación a principio de curso, apunta Ayala: «Durante unos días algún miembro de la familia debe acompañar al pequeño dentro de los espacios que tenemos para que así los puedan conocer con un adulto de referencia. Nosotros, no obstante, también estamos siempre allí».

Para este curso, la Asociación ha trasladado su centro a una finca en el campo, donde los pequeños tienen más libertad de movimiento y un contacto directo con la naturaleza. Los padres interesados en tener más información sobre su metodología o el centro pueden visitar la página web montessorironda.wixsite.com/asociacion.

Fotos

Vídeos