«Sin pecado concebida»

Nuestra Señora del Buen Amor./
Nuestra Señora del Buen Amor.

A. OJEDA RONDA.

El lema «Sine labe concepta», se traduce del latín como «Sin pecado concebida» y va asociado a la figura de la Inmaculada, la representación de la Virgen María por excelencia. El nombre tiene origen medieval y se deriva de los estandartes que portaban las procesiones religiosas que reivindicaban el dogma de la Inmaculada Concepción de la Virgen. En ellos solían hacer constar la misma expresión con diferentes bordados. El pasado 8 de diciembre, la Iglesia católica celebró la festividad de la Inmaculada Concepción de María y las imágenes marianas de las hermandades cambiaron sus vestimentas por el color azul y plata, como manda el calendario litúrgico.

En el caso de Nuestra Señora del Buen Amor, la imagen luce con gran elegancia gracias al trabajo de Ángel Ruiz. La titular mariana de la Hermandad del Ecce Homo porta saya cruda con brocados dorados y manto celeste de damasco, prestando todo el protagonismo a un rostrillo y pecherín realizado a base de superponer con tablas un tejido con textura de brillo en color beige en las zonas próximas al rostro y otro en color crudo con brocados en el pecho. La corona de camarín, junto a un cíngulo y rosario completan el conjunto de estos días.

En la iglesia de Santa Cecilia podemos encontrar a dos estilos bien diferenciados y que sin embargo son obra de un mismo autor, David Calleja. Los cofrades de Ronda han quedado absolutamente maravillados por el exquisito atuendo con el que ha sorprendido la Virgen de la Salud de la Hermandad del Huerto. La dolorosa está radiante con un favorecedor tocado en color marfil al estilo aguas o mongil dispuesto a base de tablas tanto en el rostrillo como en el pecherín. El buen hacer del vestidor se percibe en cada uno de los pliegues que luce la Virgen y que han causado los mejores comentarios entre el sector cofrade de la ciudad. La diadema plateada que corona a la Virgen aumenta la vistosidad con la que la imagen de Montaño luce en este mes de diciembre. Una saya celeste estampada y manto azul complementan la indumentaria. Con un aire más vanguardista y menos común luce la Virgen de Caridad y Esperanza de la Santa Cruz y que Calleja ha optado por vestir en color ocre y estampados pasteles. Un color menos convencional para la festividad que se conmemoraba pero que puestos a innovar a los vestidores no les tiembla el pulso. El conjunto está rematado por pecherín claro y corona plateada.

Onomástica de Loreto

Por su parte, la Hermandad del Santo Entierro de Cristo de Ronda celebró el día 10 la onomástica de la titular del Domingo de Resurrección, la Virgen de Loreto. El convento de las Franciscanas acogió una misa en honor a la Virgen y a continuación se procedió a un besamanos. La imagen de Nuestra Señora de Loreto, talla del artista cordobés Miguel Arjona, fue engalanada de Reina con los ropajes de su salida procesional. Atuendos en terciopelo azul oscuro y toca de sobremanto dorada en combinación con rostrillo crudo. Destacar como curiosidad que la imagen porta sobre su mano derecha una réplica en plata del avión 'Plus-Ultra', ya que es Patrona de la Aviación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos