La peatonalización de la calle de 'en medio' de Cártama supera el primer corte

La calle Juan Carlos I, cerrada al tráfico durante uno de los fines de semana de prueba. :: sur/
La calle Juan Carlos I, cerrada al tráfico durante uno de los fines de semana de prueba. :: sur

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Hay una calle en Cártama que pasa desapercibida. Está llamada a ser la principal, la Quinta Avenida del municipio, aunque lo cierto es que no suele llamar la atención a ojos del visitante. La entrada a la arteria, que cruza la localidad de punta a punta, es discreta, un simple giro hacia el oeste que no parece ser la antesala de una de las vías más importantes de la localidad -la Casa Consistorial está unos metros adelante, escoltada por algunas sedes bancarias y las grandes casas de la vieja burguesía-.

Los cartameños, no obstante, sí saben cuál es -«es la de 'en medio', de toda la vida»- y los mayores la recuerdan como el núcleo de la vida que tuvieron de niños. Durante los últimos meses ha sido, además del recuerdo de la Cártama antigua, objeto de estudio por parte de comerciantes y responsables municipales. Con la intención de devolverle el brillo y la vida, decidieron cerrar el acceso de los vehículos durante los fines de semana del verano en una antesala de una posible peatonalización definitiva. La medida se mantendrá hasta Navidad por los «buenos resultados hasta el momento», a petición de los comerciantes y tras haberlo consultado con la Policía Local, «que no ha recibido queja alguna por ruidos o similar».

Así lo explica la concejala de Hacienda y Comercio, Toñi Sánchez, encargada de mediar entre el Ayuntamiento y los propietarios de los cuatro negocios que se alojan en el primer tramo de la calle de 'en medio' -realmente se llama de Juan Carlos I-. La edil apuntó a SUR que han tomado la decisión de mantener la medida hasta Navidad porque creen que es «la mejor manera» de potenciar el comercio y, en definitiva, «el empleo». Cuando se plantearon cerrar el acceso de los vehículos durante los fines de semana del verano, lo hicieron «para probar» y ver si era factible y si realmente supondría una mejora en el desarrollo del municipio. «No sólo queremos mejorar la economía de los establecimientos sino darle protagonismo al centro de Cártama», explica Sánchez, quien se percató junto con sus compañeros del Ayuntamiento de que «mucha gente pasaba los fines de semana en otros pueblos».

Ahora, la calle permanecerá cerrada los viernes, sábados y domingos por la noche hasta después de Reyes, para continuar probando y porque «así lo han querido los comerciantes». El responsable del Bar Flores, situado en la calle 'de en medio', Antonio, explicó que la medida no sólo ha hecho que la caja aumente, sino que «le ha dado vida al casco urbano». Desde ahora hasta que se acaben las fiestas, los restaurantes seguirán haciendo actividades paralelas -como han hecho hasta ahora- enfocadas sobre todo a los niños y al público familiar. Antonio cree que la medida debería ser definitiva, porque la gente «se siente segura sabiendo que no hay coches y los niños pueden jugar tranquilos mientras los padres cenan».

Tal y como adelantó el alcalde del municipio, Jorge Gallardo, también se estudiarán otras medidas para fomentar el uso de la calle principal, como el uso de la puerta trasera del teatro para la salida de las funciones. Además, si la medida se aprueba, los propietarios de los restaurantes regalarán una consumición junto con la entrada, en una sinergia «que puede potenciar mucho el uso del centro».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos