«Parecía que este momento nunca llegaría»

Marina Racero. V. M.
Marina Racero. V. M.

La graduada en Educación Infantil afronta un fin de semana cargado de actividades con la vista puesta en el arranque de la Feria de Ronda Marina RaceroDama Goyesca de la Feria y Fiestas de Pedro Romero 2017

FÁTIMA ÁVILA-CASANOVA RONDA.

Quedan pocos días para el arranque de la Feria y Fiestas de Pedro Romero, y Marina Racero está ultimando los detalles de sus vestidos de gitana. Tras recibir hace diez días la medalla de Dama Goyesca, ahora se centra en todos los momentos que le quedan por vivir. La graduada en Magisterio de Educación Infantil atiende a SUR mientras realiza una visita al taller de su costurera, Mari Carmen Morales, quien le ayuda con los últimos preparativos: «Parecía que nunca llegarían estos días y ahora, tras la imposición de la medalla, todo parece que está pasando muy rápido», destaca.

La joven rondeña asegura que, a diferencia de sus compañeras, el ser dama goyesca no era algo que soñase desde pequeña. De hecho, le vino un poco por casualidad, relata: «Mis primas fueron damas goyescas hace unos años, así que a mi madre le preguntaron que si me gustaría seguir los pasos de ellas. Desde un primer momento dijimos que sí, y ahora la verdad es que me alegro de esa decisión, porque está siendo una experiencia muy bonita y enriquecedora».

Nombre
Marina Racero Rodríguez.
Edad
27 años.
Su traje
Diseñado y confeccionado por Mari Carmen Morales.
¿Qué estudia? Acaba de terminar un Máster de Investigación en Arte y Educación.
Sus rincones favoritos
El Paseo de los Ingleses.

No obstante, confiesa que al principio todo fue un poco agobiante, ya que ella se encontraba terminando un Máster de Investigación en Arte y Educación en la Universidad de Jaén y no podía desplazarse a Ronda todos los fines de semana. De tal modo, que veía que las cosas no marchaban al ritmo que quería. Sin embargo, una vez que terminó sus estudios y retornó a la ciudad que la vio nacer todo fue más fácil, aunque aún le quedan pequeños detalles para que todo esté listo.

«Pienso en el momento en el que estemos bajando calle Jerez para acudir a la Goyesca»

Son días de nervios, tensión e ilusión. Tras vivir uno de los grandes momentos del año, la imposición de la medalla, espera con ansia la llegada de la Corrida Goyesca. Un día tras otro piensa en el momento en el que esté montada en la calesa junto a sus compañeras y todas entren en la plaza de toros, confiesa: «El día de la Corrida Goyesca será muy importante para todas. Pienso en el momento en el que estemos bajando por calle Jerez y me hace mucha ilusión. También tengo ganas de que llegue la cabalgata, porque nos podrán ver muchas personas».

Eventos

No obstante, estos no son los únicos eventos apuntados en la agenda de Racero, quien esta semana tendrá que acudir a las Galas Folclóricas, a la ofrenda floral de este domingo, y hará una visita a la residencia de ancianos San José.

Para los Racero, la Feria y Fiestas de Pedro Romero siempre han supuesto una ocasión especial en el año. La joven recuerda como en cada edición acudía junto a sus padres para ver a las damas goyescas, tradición que no han perdido a pesar del paso de los años: «Me he ido haciendo mayor, pero es algo que siempre hemos hecho en familia; y este año con más motivo si cabe». Los Racero Rodríguez se han volcado por completo con Marina, y la han colmado de regalos y presentes en este año tan especial. Está viviendo momentos únicos, de esos que difícilmente podrá olvidar: «Mis abuelos, mis padres, mis tíos... todos me han regalado algo. Además, mis primas me están ayudando mucho con el tema de los vestidos de gitana y también lo hicieron con el traje de goyesca. También me están haciendo pendientes y peinas para los vestidos».

Del resto de damas goyescas solo conocía previamente a la presidenta, Amparo Molina, y a su sobrina Pilar García. Casualmente, Amparo era amiga de la juventud de su madre y actualmente residen en el mismo barrio. No obstante, con el resto de damas goyescas ha hecho muy buenas amistades y asegura que todas están muy unidas, así que quedan para tomar café y para compartir las experiencias vividas.

Esto ha hecho nada más que empezar, pero Racero no duda en recomendar la experiencia de ser dama goyesca a todas las jóvenes rondeñas. De hecho, a su hermana pequeña, Lidia, le está picando el 'gusanillo' y según asegura la mayor de las Racero algún día seguirá sus pasos.

Fotos

Vídeos