La oposición critica en bloque el retorno de Ledesma al PP

Izquierda Unida asegura que X Alhaurín ha sido una «marcha blanca» de la formación y el resto cree que es una decisión que no mira por los vecinos

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

El Partido Popular vuelve a tener una candidatura firme de cara a conseguir la alcaldía en Alhaurín el Grande. Antonia Ledesma, hasta ahora regidora a través de la formación independiente X Alhaurín, volvió la pasada semana a la que fue su casa durante años, en un acto simbólico junto a Elías Bendodo, presidente provincial del PP. Este regreso a las viejas siglas de Ledesma, pactado desde el año 2016, coloca al partido en una posición muy favorable de cara a recuperar el bastón de mando en uno de los municipios más grandes e influyentes del interior de la provincia. Esta convergencia, ya prevista por muchos, ha recibido en los últimos días duras críticas desde la oposición, que cuestiona en bloque las intenciones del movimiento político.

Una de las primeras formaciones en mostrar su repulsa al regreso de la alcaldesa y sus concejales al PP fue Izquierda Unida. El grupo municipal presentó una moción de censura contra el gobierno de Ledesma, que fue apoyada por la única concejala popular que permanecía en el Ayuntamiento una vez que Juan Martín Serón fundó X Alhaurín, María Francisca Fernández, ahora expulsada y en el grupo de no adscritos. El coordinador provincial de Izquierda Unida, Guzmán Ahumada, señaló que el reingreso al PP por parte del equipo de gobierno de Alhaurín el Grande «no viene más que a poner de manifiesto lo que siempre ha advertido la coalición». Es decir, que X Alhaurín «no era más que una marcha blanca del PP» en la localidad. Según expresó el coordinador en un comunicado del partido, el presidente Bendodo ha apoyado a XA desde la Diputación, otorgando «ayudas discrecionales que no han llegado a otros municipios».

La portavoz de IU en la localidad y rostro visible de la famosa moción de censura, Teresa Sánchez, se sumó a las palabras de Ahumada, destacando que «estaba claro» que la separación del Juan Martín Serón y el PP era «puro maquillaje» político. «IU ya advirtió que Antonia Ledesma sería recibida por Elías Bendodo con los brazos abiertos porque no fue capaz de expulsarlos del partido por apoyar a corruptos, sino que fueron ellos quién abandonaron el PP para evitarle problemas de imagen».

La edil expulsada del PP explicó ayer a este periódico que readmitiendo a Ledesma, «Elías Bendodo ha dejado claro cuáles son sus intereses». Además, recalcó que el intento de regenerar el partido que se planteó en 2015 (año en el que X Alhaurín ganó las elecciones y el PP obtuvo un único concejal) «era una mentira». Por último, considera que, como ellos mismos dijeron en el acto simbólico, se trata de un movimiento «que solo les conviene a ellos, no a los alhaurinos».

Desde el partido independiente Asalh, emitieron un comunicado en el que cuestionaron igualmente el retorno de la alcaldesa. «La Señora Ledesma se muestra poco escrupulosa con sus compañías y desde luego poco comprometida con la honradez, la ejemplaridad de los servidores públicos, la regeneración democrática y la lucha contra la corrupción», sostuvieron. «No sabemos muy bien qué beneficio se lleva el pueblo de Alhaurín el Grande con esta reincorporación. Pero sí sabemos con certeza que con este 'regreso a casa', la señora Ledesma antepone sus ambiciones y oportunismo personal y político a los intereses de nuestro pueblo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos