El nuevo edificio del Colegio Reina Sofía llevará el nombre de María Dolores Arjona

A. J. GUERRERO.

Hay profesores que dejan huella y María Dolores Arjona Clavijo es uno de ellos. Y es que esta docente, que falleció a los 56 años el pasado 1 de enero, ha dejado su impronta en Antequera, por lo que la comunidad educativa del Colegio Público Reina Sofía de la localidad ha decidido darle su nombre al nuevo edificio que amplía el centro escolar, del que ella formó parte y del que fue directora hasta el año pasado cuando enfermó.

Una placa colocada en la entrada lleva el nombre de la docente, que fuera secretaria y directora del centro escolar. La propuesta ha contado de momento con la aprobación de la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía, y en un acto entrañable se le dedicó un homenaje a su persona, que tanta dedicación mostró a nivel personal y profesional por las personas que pasaron por allí durante las décadas en las que tuvo lugar su labor. Sus familiares, docentes compañeros, autoridades y alumnos quisieron estar presentes en un acto íntimo y emotivo, dedicado a la que fuera persona clave en la transición del colegio, que hasta hace unos años se dedicaba al desarrollo de niños con capacidades sensitivas especiales y ahora amplía ya a todos los niveles educativos hasta Secundaria.

Hubo palabras de afecto por parte de sus más allegados, entre ellos la nueva responsable del centro, y compañeros, así como su hijo Emlio. El acto finalizó con un emotivo baile de sus alumnos, al ritmo de la canción de Macaco 'Somos una marea de gente' en la cancha de baloncesto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos