Hace 29 años | El trágico accidente de tráfico que se cobró nueve vidas en Antequera

Hace 29 años | El trágico accidente de tráfico que se cobró nueve vidas en Antequera
Ocurrió hace ahora 29 años

Volcó una expedición de aficionados al motociclismo

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

Lo que era una alegre excursión para asistir al Gran Premio de Motociclismo que se celebraba en Jerez tuvo un trágico final en la Vega de Antequera hace ahora veintinueve años. Nueve muertos y dieciocho heridos, tres de ellos muy graves, fue el balance del trágico accidente de tráfico ocurrido a primera hora de la mañana del 29 de abril de 1989 al chocar un autocar y un camión en el término municipal de la localidad malagueña. Las víctimas, todas ellas viajeros del autocar, formaban parte de una expedición de aficionados al motociclismo que se dirigían desde Alicante a Jerez para presenciar las pruebas del Gran Premio de Motociclismo. El accidente ocurrió poco antes de las siete de la mañana, en el cruce de las carreteras N-331 (Córdoba-Máiaga) y N-342 (Cartagena-Jerez), a unos cinco kilómetros de Antequera, en la zona conocida como el cruce de la Vega. Al atravesar dicho cruce, el autocar, en el que viajaban 35 pasajeros, no respetó uno de los stop, que existían en la zona y fue alcanzado en su parte lateral trasera por un camión que se dirigía a Granada para recoger material de construcción.

El autocar salió despedido a consecuencia de la colisión, giró hacia sí mismo haciendo un trompo y volcó lateralmente, desplazándose unos cincuenta metros hasta estrellarse contra un muro de una residencia de ancianos situada en las proximidades. Algunos testigos relataron que las víctimas mortales, siete hombres y una mujer, salieron despedidas por las ventanillas laterales del autocar, y quedaron atrapadas entre el vehículo y la valla, mientras que por el cristal delantero salió despedido el cuerpo de un hombre, posiblemente el conductor, que también falleció en el accidente. El espectáculo en el lugar del accidente era dantesco, y los cuerpos de los fallecidos aparecían mutilados, según el testimonio de los testigos del accidente recogidos por SUR.Según se apuntó entonces, el conductor del autocar no respetó uno de los dos stop existentes en el cruce donde ocurrió el accidente. Según esta versión, el conductor habría respetado el primero de los dos stop que había en la raqueta del cruce, pero no el segundo, situado a tan solo unos metros del anterior, y que no contaba con señalización vertical. También se apuntó la posibilidad de que un banco de niebla impidiera la normal visión de las señales de tráfico.

Casi todos los accidentados eran naturales de la localidad alicantina de Muchamiel, lugar desde donde había salido el autocar a última hora de la noche anterior. El viaje había sido organizado por jóvenes miembros de una escuadra de moros y cristianos de esta población, y por aficionados al motociclismo del Motoclub de aquella localidad, quienes contrataron los servicios del vehículo para desplazarse a Jerez al objeto de asistir a las pruebas del Gran Premio de España de Motociclismo. En el momento de ocurrir el accidente la mayoría de los viajeros iban dormidos. El gobernador civil de la provincia por aquel entonces, Francisco Rodríguez Caracuel, y el alcalde de Antequera, Paulino Plata, junto a otras autoridades, se personaron en el lugar del accidente y visitaron a los heridos que permanecían hospitalizados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos