En noviembre, la primavera de cobre del Genal

Los castaños, antes de perder sus hojas, tiñen de ocres, dorados, marrones y amarillos el Valle

En noviembre, la primavera de cobre del Genal
Vanessa Melgar
Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

Un poco más tarde de lo habitual, la llamada primavera de cobre del Valle del Genal está a punto de alcanzar su máximo esplendor. El fenómeno natural dura muy poco, este año se prevé que se prolongue durante dos semanas, aproximadamente y si el tiempo lo permite, y acaba de empezar. Los castaños, antes de perder sus hojas y después de regalar su fruto, tiñen de ocres, marrones, dorados y amarillos (aunque esta gama de colores es indefinible) el Valle, lo que atrae cada año a cientos de personas, siendo un paisaje otoñal y bucólico como pocos, indescriptible. Se puede disfrutar de la primavera de cobre en todo el Valle, aunque especialmente en Pujerra e Igualeja, ya que son los pueblos que mayor extensión de este cultivo concentran en sus términos municipales.

El Valle del Genal, que alberga castaños de hasta 500 años de antigüedad, es la principal zona productora de castañas de Málaga y de Andalucía, junto con la Sierra de las Nieves, con Yunquera. El cultivo, atacado actualmente por la plaga de la avispilla del castaño, que se está combatiendo con sueltas de otro insecto, sueltas experimentales, mientras el sector reclama sueltas generalizadas, supone un auténtico sustento económico para esta zona de la Serranía de Ronda y en los últimos años se ha convertido en un gran atractivo en la provincia malagueña.

Fotos

Vídeos