«Ningún vecino de Archidona se quedará sin agua potable en su casa»

La venta de botellas de agua se ha disparado en el municipio desde que el suministro se declaró no apto para el consumo. /Ñito Salas
La venta de botellas de agua se ha disparado en el municipio desde que el suministro se declaró no apto para el consumo. / Ñito Salas

La alcaldesa del municipio, MercedesMontero, estima que la situación se extenderá, «como mínimo», durante tres semanas más

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

El municipio de Archidona, que el martes de la semana pasada declaró el agua de sus pozos como ‘no potable’, permanecerá en esta situación tres semanas más «como mínimo». La alcaldesa de la localidad, Mercedes Montero, hizo esta estimación ayer en declaraciones a este periódico, basándose en las exigencias de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía para que el agua cumpla con los requisitos que la hacen apta para el consumo. La reacción municipal ante la problemática fue inmediata y desde entonces varios camiones cisterna recorren la localidad para que los vecinos rellenen garrafas y botellas. Montero aseguró ayer que «no se están produciendo incidentes» y que «ningún vecino se va a quedar sin agua, sin importar la cantidad de litros externos que haya que contratar».

La Consejería de Salud exige que, una vez el agua de un pozo ha sido declarada como no apta, se cumplan una serie de requisitos para volver a catalogarla como potable. «La empresa que gestiona el agua en el municipio está trabajando en ello tal y como se les ha indicado». Según explica el concejal encargado del agua en el municipio, Pablo Gálvez, es necesario que los resultados de los análisis «sean favorables tres veces consecutivas». Estos estudios se realizan cada siete días, por lo que las muestras analizadas deben cumplir con los valores de salubridad durante un plazo suficiente de tiempo que garantice que no habrá peligro para los consumidores.

Precisamente ese requisito es el que hace que la alcaldesa estime que, como mínimo, la situación se prolongue tres semanas más. Ayer se actualizaron los datos de los pozos y el equipo municipal está a la espera de conocer si los resultados de los análisis son positivos y, por tanto, el primero de los tres consecutivos exigidos. Son dos los camiones cisterna, con una capacidad de 10.000 litros cada uno, los que están abasteciendo al municipio. Provenientes de la empresa antequerana Aguas del Torcal, las cubas han dejado en Archidona en torno a 70.000 litros, aunque desde el equipo de Gobierno no pueden precisar el coste que hasta ahora ha supuesto la inversión, ni por tanto prever los gastos que supondrá esta situación prolongada en el tiempo.

La venta de agua embotellada se ha disparado en los supermercados

Según explica la regidora, «todo el mundo en el municipio es consciente de las dificultades» que están experimentando actualmente: «No tengo noticias de que nadie se haya quejado o haya demandando al Ayuntamiento». Además, «no se están produciendo incidentes, colas o aglomeraciones a la hora de recoger agua en la calle». De hecho, Montero apunta que los camiones cisterna no se están vaciando por la demanda de los vecinos, por lo que el sobrante de cada día se vierte en los depósitos de algunas grandes superficies y comercios. Sin embargo, «la venta de agua embotellada se ha disparado en los supermercados», por lo que el agua contratada por el Consistorio es más que suficiente hasta la fecha, estiman.

Fotos

Vídeos