Municipios del interior de la provincia de Málaga buscan alternativas ante la falta de agua

Imagen de archivo de un camión cisterna abasteciendo a varios vecinos en Archidona. /Ñito Salas
Imagen de archivo de un camión cisterna abasteciendo a varios vecinos en Archidona. / Ñito Salas

El protocolo de sequía que la Junta de Andalucía está elaborando no contempla, de momento, actuaciones en algunas de las localidades más afectadas

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

La sequía en la que está sumida Málaga afecta a la provincia en diferentes aspectos, perjudicando a todos los sectores de la sociedad con diferentes consecuencias. Uno de los colectivos más afectados es el agrícola, ya que los primeros recortes y redistribuciones se harán en este sector una vez entre en vigor el decreto de sequía que está elaborando la Junta de Andalucía. Hasta ahora, el organismo autonómico ha centrado la planificación en preparar medidas para gestionar los recursos hídricos de la Costa del Sol, el Valle del Guadalhorce y la Axarquía, poniendo el acento precisamente en evitar que los agricultores sufran más de la cuenta por la situación. Sin embargo, en el interior de la provincia la falta de lluvias está siendo igual de preocupante y está afectando en mayor medida al consumo humano, ya que el regadío no es el fuerte de dicha zona. Casabermeja y Fuente de Piedra siguen abasteciéndose con camiones cuba; Campillos ha pasado el verano mirando los depósitos con preocupación, y Archidona comprueba el nivel de los pozos con el temor de volver a los niveles perjudiciales del estío.

Estos municipios miran con lupa los movimientos de las administraciones mientras buscan soluciones dentro de las posibilidades de cada consistorio, entidad responsable de garantizar el abastecimiento pero en muchos casos incapaz de hacer frente a las actuaciones necesarias para cumplir con dicha obligación. Las últimas lluvias, según explican los responsables de dichas localidades, aunque en algunos casos han sido abundantes no han cambiado la situación.

Casabermeja lleva todo el verano sufriendo cortes intermitentes de agua en el casco urbano, más prolongados en las urbanizaciones de la periferia. El estado de las infraestructuras y la falta de lluvias hace que en pleno mes de noviembre, según explica el concejal de aguas, Juan Sánchez, sigan siendo necesarias las cubas de agua: «Aunque hemos podido reducir el ritmo por el descenso del consumo, seguimos llamando a 16 camiones cada semana». En este municipio, las zonas rurales sólo reciben abastecimiento una vez a la semana.

Ante esta situación , Sánchez explica que hay dos líneas de actuación que baraja el Ayuntamiento: la creación de un nuevo depósito compartido con Almogía, financiado entre ambas localidades y Diputación (costará 1,8 millones, de los que el organismo provincial aportará 700.000 euros, Casabermeja 823.000 y Almogía el resto) y la creación de un pozo en la pedanía de Arroyo Coche. Ésta última medida está pendiente de que la Junta autorice la elaboración de los trabajos.

El caso de Fuente de Piedra es similar: han pasado el verano abasteciéndose con cubas de agua y de momento continúan igual, según explica el regidor, Francisco Hidalgo. «El agua de los pozos está demasiado salada y los niveles son muy bajos», matiza, y anuncia que su Consistorio y el de Humilladero están trabajando en un proyecto conjunto para construir un pozo que se sume a la red de ambos municipios.

El caso de Campillos es diferente al del resto de localidades, ya que los problemas de abastecimiento radican «en el mal estado de las infraestructuras de la red». Así lo explica María Antonia Domínguez, teniente de alcalde en el Ayuntamiento. Esta localidad fue la primera en sufrir problemas con el agua: en mayo, las pérdidas en las tuberías dejaron los depósitos sin la presión suficiente para llegar a todas las zonas del pueblo. Tras iniciar una campaña pidiendo ayuda a las administraciones que llegó al Parlamento Andaluz, la Junta ofreció la creación de un canon específico para reparar la red que transporta el agua por los más de 20 kilómetros que separan el municipio del manantial de Majavea. Ante esta respuesta, el Ayuntamiento comenzará en breve a reparar uno de los tramos con la ayuda de la Diputación, a la espera de nuevas conversaciones con el organismo autonómico.

La alcaldesa de Archidona, Mercedes Montero, explica que de momento el nivel de los pozos se mantiene dentro de los límites que marca la ley, aunque las últimas lluvias «no han influido».

Las claves

Casabermeja
Continúa con cubas de agua. Pretenden crear un nuevo depósito compartido con Almogía y abrir un nuevo pozo
Fuente de Piedra
Siguen necesitando cubas de agua. Están presupuestando la apertura de un pozo compartido con Humilladero
Campillos
Sin necesidad de cubas. A punto de comenzar la reparación de un tramo de la red con fondos de la Diputación
Archidona
Los pozos funcionan sin cubas. A la espera de futuras actuaciones

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos