Multitudinario adiós a Lucía Vivar

Cientos de vecinos y amigos acudieron ayer a Alhaurín el Grande para arropar a los padres . / Foto: Salvador Salas | Vídeo: Jon A. Sedano

Cientos de vecinos y amigos acuden al cementerio de Alhaurín el Grande para acompañar a los padres de la menor fallecida

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

El nombre deLucía Vivar lleva sonando desde la noche del miércoles. En el momento en el que la perdieron de vista, seiscientos vecinos de Pizarra se lanzaron a la calle a buscarla. Primero se movilizaron los presentes en el restaurante y, poco a poco, todo aquél que se iba enterando de lo ocurrido. A la solidaridad de los pueblos del Guadalhorce le siguió el dolor y la conmoción cuando se conoció el desenlace. Se sucedieron las muestras de apoyo de diversos tipos y el decreto de luto oficial en los tres municipios afectados –Alhaurín el Grande, donde reside la familia; Pizarra, donde se le perdió el rastro y Álora, donde se encontró el cuerpo–.

Ayer, cientos de personas acompañaron de nuevo a Antonio y Almudena en el funeral de su hija, oficiado en Alhaurín el Grande. En torno a las doce del mediodía, el féretro con los restos de la niña llegó a la capilla del cementerio, acompañado por los padres y numerosos familiares que portaban flores en fila.

Más información

La capilla se llenó minutos antes de que comenzara la misa. En el interior, todos los bancos estaban ocupados, así como el espacio libre hasta la puerta. En el exterior, unas doscientas personas esperaban, pacientes, la salida de la familia. Se trataba de una demostración más del apoyo generalizado ante el trágico suceso, y una muestra de que se trata de una familia muy conocida y querida en el municipio.

Más de doscientas personas esperaron fuera de la capilla hasta que saliera la familia

Al funeral acudieron representantes políticos de los tres municipios implicados

Este periódico intentó recoger testimonios de algunos asistentes, sin éxito. Nadie quería hablar en esos momentos «tan duros». Al funeral también acudieron los alcaldes de las tres localidades –Félix Lozano, de Pizarra; Toñi Ledesma, de Alhaurín el Grande y José Sánchez, de Álora–.

Apoyo psicológico

Un equipo de psicólogos del servicio de emergencias 112 estuvo ofreciendo soporte a los familiares en todo momento, tanto a la entrada como a la salida de la iglesia. Es un servicio que llevan recibiendo desde el mismo momento en el que la Guardia Civil localizó el cuerpo. El funeral fue controlado por varios efectivos de Policía Local y Guardia Civil.

A la salida de la comitiva, algunos de ellos se quitaron las gorras en señal de duelo, visiblemente afectados al igual que el resto de los asistentes. Los abrazos y las conversaciones de incredulidad retornaron hasta que la familia abandonó la capilla rumbo al camposanto, seguidos de nuevo por decenas de personas portando flores. Al llegar a su destino, los presentes aplaudieron en un último adiós a Lucía.

Fotos

Vídeos