Multitudinario adiós a Lucía en Alhaurín el Grande

Cientos de personas han arropado a la familia. / Salvador Salas

Cientos de vecinos, amigos y familiares acompañan a Almudena y Antonio, los padres de la pequeña desaparecida en Pizarra, en el funeral de su hija

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Cuando Lucía desapareció, seiscientos vecinos de Pizarra se lanzaron a la calle a buscarla. La solidaridad de los pueblos del Guadalhorce se materializó en muestras de apoyo de diversos tipos y el decreto de luto oficial en los tres municipios implicados. Este viernes, cientos de personas han acompañado una vez más a Antonio y Almudena en el funeral de la pequeña. En torno a las doce del medio día, el féretro blanco ha llegado a la capilla del cementerio de Alhaurín el Grande, acompañado por los padres y numerosos familiares portando flores. Sobre el féretro había lo que parecía ser una capa azul de Superman.

El suceso

La capilla se ha llenado minutos antes de que comenzara la misa. Unas doscientas personas se han quedado en el exterior esperando, una muestra más del apoyo generalizado ante el inesperado y dramático suceso. Además, un equipo de psicólogos del 112 ha estado ofreciendo soporte a los familiares en todo momento, como llevan haciendo desde que se localizó el cuerpo. Al acto también han acudido diversas autoridades, entre ellas el alcalde de Pizarra, Félix Lozano.

A la salida de la misa, el dolor ha invadido a los que esperaban fuera. El funeral ha sido controlado por varios efectivos de Policía Local y Guardia Civil. A la salida de la comitiva, algunos de ellos se han quitado las gorras, visiblemente afectados al igual que el resto. Los abrazos y las conversaciones de incredulidad han retornado hasta que la familia ha abandonado la capilla rumbo al camposanto, seguidos por decenas de personas portando flores. Al llegar a su destino, los asistentes han aplaudido en un último adiós a Lucía.

Más información

Fotos

Vídeos