«Nuestra misión es mantener vivo el flamenco»

Espínola y Caballero junto a un cuadro de los fundadores./F. Torres
Espínola y Caballero junto a un cuadro de los fundadores. / F. Torres

La asociación cumple cuarenta años y el festival que lleva su nombre cuarenta y cinco. Ambos repasan el pasado y el futuro de la asociación I. Espínola y A. Caballero Expresidente y presidente de la peña Torre del Cante

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

A sus noches de duende se han sumado prácticamente todos los grandes de cante, incluido Camarón. En Alhaurín de la Torre son una de las asociaciones más activas, y sus más de 200 socios hacen que sea uno de los colectivos destinados al arte andaluz más numerosos de la comunidad autónoma. La Peña Flamenca Torre del Cante cumple este año cuatro décadas al servicio de la tradición y su municipio. Prueba de su dedicación es el festival que lleva su nombre, que este verano celebra su edición número 45 (existía antes de que la peña se constituyera como tal). Antonio Caballero, actual presidente e Ildefonso Espínola, que ocupó ese cargo durante años antes que su amigo, atienden a SUR en la sede de la peña, entre fotografías de los fundadores y los grandes que han pasado por el hogar alhaurino del flamenco.

-Los años son caprichosos para esta asociación. Vuestro festival tiene más años que la peña...

-Ildefonso Espínola: Esta peña, registrada y con sus estatutos, lleva funcionando desde el año 78. Antes había reuniones de aficionados, como de todas las cosas. El festival se empezó a hacer por parte de aficionados y el Ayuntamiento unos años antes, el primero se hizo en el 75. Fue gracias al empuje del movimiento del flamenco, de los bares, gente que se reunía...

-Antonio Caballero: En aquellos años era lo normal, el flamenco estaba por la calle y los bares, pero el festival motivó que se creara la peña como tal.

-¿Cuánta gente está adherida a la peña actualmente?

-A.C.: Somos unos doscientos socios. Hay quien paga más y quien paga menos, pero eso es otro tema. Y eso que la cuota son seis euros mensuales... y llevamos quince o más años sin tocarlo. Además hacemos muchas actividades cada mes. Tenemos viernes flamenquitos... y procuramos hacer almuerzos los sábados con cantaores. Ahora tenemos el concurso de baile y cante, que son ocho sábados de fiesta.

-¿Cómo es la tradición flamenca de Alhaurín de la Torre?

-I.E.: Tradición de aficionados, muchísima. Se refleja en el festival, que al fin y al cabo es lo más grande que se hace de flamenco en el pueblo, es una actividad muy importante a la que han venido las mejores figuras. El Ayuntamiento está muy involucrado además en su celebración, sin ellos no se podría hacer.

-A.C.: A este municipio han venido todas las figuras grandes del cante excepto una. Antonio Mairena es el único que no ha venido... ¿los demás? Todos. Desde Camarón, Chocolate, Manuel Gerena... ¡todos! De los antiguos todos pasaron por aquí. Este año por el 45 aniversario tenemos una sorpresa pero no la podemos adelantar.

-¿Cuál es vuestra función?

-I.E.: Por supuesto, nuestra misión es mantener la llama del flamenco en Alhaurín de la Torre. Fíjate si es importante que hace cinco años se declaró patrimonio inmaterial de la humanidad. Para nosotros lo primero es crear afición en la gente joven.

-A.C.: De hecho, hace una semana se ha presentado un libro escrito por María Donaire, la única mujer que ha sido presidenta de una peña flamenca, sobre los 10 años del Aula al Flamenco, un proyecto por el cual los escolares vienen a conocer la peña con el que creamos cantera. Por aquí han pasado más de 1.000 niños, y creemos que cuando sean mayores les quedará algo.

-¿Hay base para otros 40 años más?

-I.E.: Es la intención, y yo diría que sí. La hay. Lo que procuramos desde hace unos cuantos años es integrar gente joven en la junta directiva.

-A.C.: En los últimos diez años se ha ido renovando la asociación con gente joven. Hemos ido caminando para que los mayores den un paso a un lado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos