El ministro del Interior se reúne con los padres de Lucía Vivar y se compromete a que la Guardia Civil revise el caso

Almudena Hidalgo y Antonio Vivar, los padres de Lucía, en una imagen de archivo durante una entrevista concedida a SUR./Salvador Salas
Almudena Hidalgo y Antonio Vivar, los padres de Lucía, en una imagen de archivo durante una entrevista concedida a SUR. / Salvador Salas

Zoido aseguró a la familia que los agentes tratarán de despejar todas sus dudas sobre la muerte de la pequeña

JUAN CANO y JON SEDANOMálaga

Madrid, 9 de enero, cinco de la tarde. A un lado, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, el secretario de Estado, José Antonio Nieto, y el asesor Fernando Matres. Al otro, Almudena Hidalgo y Antonio Vivar, acompañados por su abogada, Ana Belén Ordóñez. Sobre la mesa, un resumen de unas 30 páginas del ‘caso Lucía’, la niña de tres años que el pasado 27 de julio fue hallada muerta sobre las vías del tren a 4.200 metros de la estación de Pizarra, donde desapareció la noche anterior cuando cenaba con su familia.

La reunión, hasta ahora secreta, ha sido confirmada a SUR por Interior. Fuentes del departamento dirigido por Zoido constataron el compromiso alcanzado por el ministro con los padres, a los que aseguró que el caso será revisado por la Guardia Civil.

Más...

El encuentro tuvo lugar en la sede del ministerio, y más concretamente en el despacho de Zoido. En la reunión, los padres de la menor plantearon a los responsables de Interior las dudas que, a día de hoy, les sigue generando la desaparición y la muerte de su hija, y que a su juicio no han sido completamente despejadas por la investigación de la Guardia Civil.

Medios especializados

La familia de Lucía aprovechó el encuentro con el ministro para trasladarle una petición que llevan meses reclamando: que la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil se haga cargo de la investigación de la desaparición y muerte de Lucía al contar con medios y agentes «especializados» en este tipo de asuntos.

No es una solicitud nueva. En noviembre, los padres, por medio de su abogada, presentaron un escrito en el Juzgado de Instrucción número 10 de Málaga pidiendo la incorporación de la UCO a la investigación, medida que fue denegada por la magistrada que instruye las diligencias del caso.

La familia pidió al titular de Interior que el mismo equipo que esclareció la muerte de Diana Quer se haga cago de su caso

También se reunieron a finales del año pasado con el subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones, al que trasladaron esta misma solicitud además de su inquietud por las conclusiones a las que había llegado la Guardia Civil, que en opinión de la familia no resuelven el nudo gordiano del caso: cómo pudo Lucía recorrer sola y de noche 4.200 metros caminando sobre balastos (piedras puntiagudas para sustentar las vías del tren) con unas chanclas de velcro y una visibilidad lunar del 8,4%.

La petición, casi un ruego, de los padres de la niña se ve refrendada ahora por el éxito reciente de la UCO en la investigación del caso de Diana Quer, que se resolvió el pasado diciembre con la detención de José Enrique Abuín, ‘El Chicle’, y el hallazgo del cadáver de la joven. De ahí que los progenitores de Lucía, en la reunión, le pidieran expresamente a Zoido que esos mismos agentes revisaran al menos todas las diligencias practicadas hasta la fecha en relación a la muerte de la pequeña.

Al término del encuentro, el ministro, que se mostró muy cercano con los padres, y que al escuchar su exposición compartió algunas de sus dudas, se comprometió a que la Guardia Civil vuelva a revisar el caso hasta arrojar toda la luz posible sobre el mismo. «Ahora no solo tendrán que convenceros a vosotros. También a mí», zanjó Zoido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos