Casi un millar de personas en Ronda reciben ayuda alimentaria de Bancosol

Joaquín Jiménez y otros miembros de Bancosol, en su almacén en Ronda.  v. melgar /
Joaquín Jiménez y otros miembros de Bancosol, en su almacén en Ronda. v. melgar

La asociación, que lleva una década trabajando en la ciudad, prepara desde hace meses la Gran Recogida anual de los días 1 y 2 de diciembre

FERNANDO MORGADO RONDA.

Joaquín Jiménez sabe mejor que nadie que la crisis económica, aunque parezca remitir, sigue afectando a muchas familias. Este extrabajador de banca de 58 natural de Ávila lleva 30 años viviendo en Ronda y desde hace un año y medio es vicepresidente de Bancosol, el banco de alimentos de la provincia de Málaga. «Un familiar es uno de los fundadores y conocía mis inquietudes solidarias. Hace diez años formamos un grupo en Ronda y empezamos a trabajar. Ahora estoy prejubilado y tengo disponibilidad absoluta para esta tarea», explica.

La tarea no es cualquier minucia. Bancosol reparte alimentos de forma habitual a más de 2.800 personas en Ronda y los pueblos de alrededor, desde Cañete hasta Gaucín pasando por Cuevas del Becerro y todos los municipios de la Serranía. En la provincia de Málaga la cifra total suma 49.000 personas. Solo en la ciudad de Ronda ya asisten a 930. «No lo hacemos de forma directa, sino a través de asociaciones que conocen realmente la realidad de cada zona», explica Jiménez. Distribuyen los alimentos a 19 entidades colaboradoras: en ocho se consumen directamente -como, por ejemplo, en la residencia Glorieta San José Arriate o en la Asociación Senda-Proyecto Hombre- y en el resto se hace el reparto a las familias. «Todas ellas han sido evaluadas por un trabajador social, lo que garantiza un reparto justo y adecuado», apunta el vicepresidente de Bancosol.

Jiménez trabaja diariamente junto con el equipo de socios colaboradores -que pagan una cuota mensual- de Bancosol en una nave de 150 metros cuadrados cedida por el Ayuntamiento en el recinto ferial. Estos días la actividad es mayor si cabe, pues la organización prepara la sexta edición de la Gran Recogida de alimentos, un evento que se celebrará los días 1 y 2 de diciembre. En 10 supermercados de Ronda se instalarán unos 'stands' en los que los voluntarios -se necesitan unos 240- recibirán las donaciones. «Contamos con asociaciones y hermandades que se hacen cargo de cada punto de recogida, aunque siempre hay gente que pide colaborar de forma individual y a la que se le asigna un punto», comenta Jiménez.

El objetivo es superar los 22.000 kilos recogidos el año pasado y alcanzar al menos los 25.000. «Luego llega el trabajo duro, el de la clasificación, que se hace a nivel provincial. Son unos 650.000 kilos de los que se encargan más de mil voluntarios durante un mes. El trabajo de organización de la Gran Recogida es complicado. «Desde contactar con las cadenas de supermercados, preparar todo el material, la logística... hasta la recogida. Lo que se verá el 1 y 2 de diciembre es solo una pincelada de un trabajo enorme», asegura Jiménez, que a su vez deja claro que la Gran Recogida supone solo una pequeña parte -en torno al 10%- del volumen de alimentos con el que trabajan todo el año.

Perfil

El perfil de las familias a las que atiende Bancosol en Ronda es muy diverso: «Suelen ser familias que cayeron en la crisis y aún no han vuelto a encontrar trabajo, que en Ronda escasea. Lo único que les quedó tras explotar la burbuja del ladrillo fueron deudas». En Bancosol no quieren quedarse solo en las cifras, sino también ponerle rostro a cada kilo de comida que recogen.

«Lo que de verdad saca a las personas del pozo es el trabajo de inclusión sociolaboral que hacemos para prepararlas y buscarles un hueco en el mercado. Es algo muy reconfortante que da sentido a todo el trabajo», añade Jiménez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos