En libertad la mujer de Archidona que estaba en busca y captura por llevarse a sus dos hijas

La mujer, de 41 años y vecina de Archidona, se había entregado esta mañana después de estar en paradero desconocido desde finales del pasado mes de julio

Juan Cano
JUAN CANOMálaga

La mujer sobre la que pesaba una orden de detención del Juzgado de Instrucción de Archidona por presunto delito de sustracción de menores, al no entregar sus dos hijas menores al exmarido, ha quedado hoy en libertad provisional tras declarar ante la juez, ante la que se ha presentado. Fuentes judiciales han informado de que tras la declaración, la juez ha decidido dejar sin efecto la requisitoria dictada el pasado 14 de agosto en la que ordenaba su localización y presentación en la sede judicial.

Las dos partes en conflicto mantienen conversaciones a través de sus representantes para acordar un régimen de visitas para el padre, de nacionalidad griega. Asimismo, el juzgado sigue tramitando la denuncia por violencia de género que presentó la mujer contra el exmarido el pasado 30 de mayo, en virtud de la cual se dictó una orden de alejamiento contra él.

Noticia relacionada

La mujer, de 41 años se encontraba en paradero desconocido desde finales del pasado mes de julio tras llevarse a sus dos hijas menores de edad, se había entregado esta misma mañana. Según ha podido saber este periódico, la mujer ha dicho que sus hijas se encontraban con los abuelos maternos, aspecto que está investigando la Guardia Civil.

La mujer contrajo matrimonio con un ciudadano de nacionalidad griega, con el que tuvo a las dos niñas, que ahora tienen siete y cinco años respectivamente. Al parecer, la pareja se separó y en los últimos tiempos no se veía a la mujer por el municipio, algo que no extrañó a los vecinos, ya que su pareja pasaba largas temporadas fuera trabajando.

El pasado 30 de mayo, la mujer presentó una denuncia de violencia de género que está instruyendo el Juzgado de Instrucción de Archidona. El mismo día de presentación de la denuncia, la jueza escuchó a la mujer, a su expareja y a varios testigos, y a petición del fiscal acordó una orden de protección para ella, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Además, el pasado 10 de julio, también a petición de la Fiscalía, la jueza solicitó a través de un oficio a la Unidad de Valoración Integral de Violencia de Género un informe psicológico de la mujer para analizar la veracidad de su declaración judicial. El 31 de julio, la jueza escuchó la declaración de otro testigo en relación con los hechos denunciados.

La mujer no había solicitado los servicios municipales del Centro de Información a la Mujer, al que se recurre ante presuntos casos de malos tratos. Por otro lado, según fuentes consultadas, la mujer no era usuaria de los servicios del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM).

Noticia relacionada

Fotos

Vídeos