Lanzaderas: una oportunidad para encontrar empleo

Miembros de la II Lanzadera de Empleo de Alhaurín de la Torre durante una actividad./Sur
Miembros de la II Lanzadera de Empleo de Alhaurín de la Torre durante una actividad. / Sur

Este proyecto impulsado en Alhaurín de la Torre arroja datos esperanzadores: el 40% de los participantes ya ha logrado un trabajo

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Encontrar trabajo no tiene por qué ser una tarea individual, ni mucho menos competitiva. Esa es la filosofía de la II Lanzadera de Empleo de Alhaurín de la Torre, un Programa impulsado por Fundación Santa María la Real, Fundación Telefónica, la Junta de Andalucía, el ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, con la cofinanciación del Fondo Social Europeo. Se trata de un proyecto de búsqueda de empleo activa y en grupo, en la que los participantes aprenden de las cualidades de sus compañeros, a la vez que comparten con los demás sus habilidades. Todo ello se entrelaza en un entorno al que acuden profesionales de diferentes sectores para explicar las necesidades del mercado y las claves de la lucha por un puesto de trabajo. En Alhaurín, esta iniciativa comenzó el pasado 7 de junio y finalizará el 11 de noviembre. Desde entonces han pasado 22 personas –13 mujeres y 9 hombres– de entre 18 y 51 años. Casi la mitad ya ha encontrado trabajo y, si coinciden en algo tras haber abandonado la lanzadera para introducirse en el mundo laboral, es que la experiencia les ha ayudado ha conocerse mejor:«He descubierto cosas de mí que no sabía que existían».

«He disfrutado mucho descubriendo cosas de mí que ni siquiera sabía que existían» M. Carmen Alcalde Administrativa

Con esta sencilla frase, María del Carmen Alcalde, que ahora trabaja como técnica administrativa, resume su paso por el programa. «La Lanzadera de Empleo para mí ha sido un factor fundamental en mi búsqueda de empleo, tanto personal como profesional. He aprendido a trabajar en equipo y a alcanzar mis objetivos». Adrián Ramos, especializado en atención al cliente y en hostelería, trabaja actualmente en Ibiza. Hizo los contactos a través del proyecto laboral y desde entonces tiene claro que ha sido «un punto de inflexión» en su vida: «Me encontraba desamparado y sin expectativas reales de obtener un empleo». Adrián explica que también ha aprendido «diversas competencias y valores» que él mismo poseía y «no era capaz de reconocer».

«En la Lanzadera me he dado cuenta de que no estaba preparada para el mundo laboral» Alicia Corral Miembro de la Lanzadera

Otro caso de éxito gracias a la Lanzadera es el de Alexandra Martínez, que desde hace un tiempo trabaja como técnica administrativa. Para ella, lo más importante es la gente con la que ha convivido: «Me llevo la experiencia de convivir con personas en una misma situación que no temen a probar nuevas alternativas y se dejan asesorar para cambiar su realidad». Tanto María del Carmen como Adrián coinciden con Alexandra en que haberse rodeado de personas en su misma situación ha sido «un gran apoyo» que les ha permitido abordar la búsqueda de empleo sin complejos y sintiéndose arropados a lo largo del proceso.

La Lanzadera de Empleo dura cinco meses. Durante ese periodo de tiempo, cada integrante cumple con un objetivo concreto y específico, como si se tratase de una empresa. A través de actividades, dinámicas y un complejo análisis del mercado, van adquiriendo cualidades y competencias de forma sitemática. Según explican desde la Lanzadera, la previsión de inserción laboral una vez finalice el plazo es del 100%. «seguiremos trabajando nuestras competencias y habilidades como hemos hecho hasta ahora contando con la colaboración de empresas y profesionales que participan desinteresadamente con Lanzadera y nos suman experiencias y conocimientos».

Para aquellos que todavía no han abandonado la Lanzadera, como Alicia Corral, técnica de laboratorio, la perspectiva de encontrar trabajo también se ve alterada: «Mi forma de ver la búsqueda de empleo ha cambiado por completo. Esto hace que veas que hay muchas opciones y formas de encontrar trabajo y me he dado cuenta de que no estaba preparada para el mundo laboral».

Fotos

Vídeos