Un juzgado de Ronda investigará si hubo falsedad documental en el 'caso boda' tras una doble denuncia

Valdenebro, que ofició la boda y firmó el acta, subrayó que éstas no se leen en las bodas. :: v. melgar

Unifica en un mismo procedimiento los escritos registrados por la alcaldesa y por el PP, en la oposición, ante la Fiscalía

VANESSA MELGAR RONDA.

El 'caso boda' ya está en manos de la justicia. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Ronda, tras admitir la petición de la Fiscalía y abrir diligencias previas, investigará, en principio, si se cometió un presunto delito de falsedad documental. Aunque, según explicaron fuentes judiciales, no se descartan otros delitos. Cabe recordar que el 'caso boda' saltó a la luz cuando el edil del PSOE José María Jiménez dimitió por el cambio de fecha en un acta matrimonial de su hija, lo que, según publicó ABC, le permitió a la contrayente acceder a un contrato temporal en el nuevo Hospital de la Serranía de Ronda, y disfrutar de vacaciones remuneradas, en las que se fue a Nueva York de luna de miel. Las mismas fuentes judiciales explicaron que aún se desconoce públicamente contra quién se dirige la investigación.

El caso boda ha sido denunciado ante la Fiscalía por doble vía, tanto por la alcaldesa de Ronda, Teresa Valdenebro, que ofició la boda y firmó el acta y que ha defendido públicamente su inocencia; y por el PP, liderado por la exalcaldesa María de la Paz Fernández, en la oposición tras arrebatarle el sillón de la Alcaldía el PSOE, con Valdenebro a la cabeza, junto con el PA e IU a través de una moción de censura.

Tanto una como otra denuncia siguen actualmente su curso agrupadas en un mismo procedimiento, según dijeron fuentes judiciales. El inicio de la investigación ha sido comunicado tanto al Ayuntamiento de la ciudad del Tajo, como al Servicio Andaluz de Salud (SAS), dependiente de la consejería de Salud de la Junta de Andalucía. Paralelamente a la vía judicial, el SAS mantiene abierto un procedimiento interno sobre los hechos, un expediente que se dirime entre éste y la trabajadora en cuestión y que, según explicó el gerente del Área de Gestión Sanitaria Serranía de Málaga, José Antonio Ruiz, es secreto.

El edil José María Jiménez dimitió por el cambio de fecha en un acta matrimonial de su hija La modificación le habría permitido a la novia acceder a un contrato y a vacaciones remuneradas

El 'caso boda' ha irrumpido en la vida política rondeña con fuerza, y ha propiciado la primera gran crisis en el seno del tripartito. La marcha de José María Jiménez, que exculpó en su comparencia ante los medios de comunicación en varias ocasiones a la alcaldesa, ha hecho tambalearse al equipo de Valdenebro y ha agravado la herida abierta con el PP, que ha endurecido su discurso contra ella pidiendo, en distintas ocasiones, su dimisión, tanto a nivel local, como provincial.

Jiménez será sustituido por María de la Paz Aguilar, que ocupa el número nueve en la lista electoral del PSOE en las elecciones municipales de 2015. En principio, Aguilar se sentará en el sillón de Jiménez en el siguiente pleno ordinario, tras las renuncias de los dos siguientes miembros, María Elena García y Francisco José Lobato. El PSOE gobierna en Ronda con seis ediles, junto al PA, con tres, y a IU, con dos. En el banco de la oposición se sientan actualmente el PP (siete ediles) y APR (tres ediles).

Los argumentos

El concejal que dimitió explicó que el cambio de fecha respondió a una decisión personal de la familia: «Fue una decisión personal de la familia, de mi hija con sus padres, que ella prefería el día 21 de junio, que es un día laborable, por lo que la familia no puede asistir a la celebración y por eso la boda se ofició el día 17 de junio. Simplemente ha sido el cambio de fecha porque ella (su hija) quería que su boda se reflejase el día 21», mantuvo, por lo que señaló que solicitaron en el Servicio de Atención al Ciudadano (SAC) del Ayuntamiento el cambio. «(La alcaldesa) oficia la boda y se firma el acta, entendiendo que ella no tenía porque saberlo (el cambio de fecha)», insistió Jiménez.

Por su parte, Valdenebro se viene mostrando tranquila ante estos hechos. Argumentó que las «actas en las bodas no se leen» y que se diriman «las responsabilidad que se tengan que dirimir», al entender que las políticas ya las ha asumido Jiménez. «Jamás he hecho nada para favorecer el interés particular de nadie», sentenció Valdenebro.

PA e IU han cerrado filas en torno a Valdenebro y consideran suficiente con la dimisión de Jiménez, al igual que el otro partido de la oposición, Alianza por Ronda (APR), liderado por el también ex alcalde Antonio Marín.

PP y Podemos, que no tiene representación municipal en Ronda, sí piden que se depuren responsabilidades y que Valdenebro abandone el sillón de la Alcaldía por el llamado 'caso boda'.

Más

Fotos

Vídeos