La Junta vuelve a realizar una suelta del insecto que combate la avispilla del castaño

Trabajos de suelta del insecto en Parauta. /V. M.
Trabajos de suelta del insecto en Parauta. / V. M.

Los productores reclaman que la actuación no sea experimental, ya que la plaga afecta ya a todo el Valle del Genal

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

La Junta de Andalucía ha vuelto a realizar una suelta experimental del Torymus sinnensis, el insecto que combate la avispilla del castaño. Ésta, procedente de China y en la provincia desde 2014, afecta ya a todo el Valle del Genal, la principal zona productora de este fruto de Málaga y de Andalucía y la cuarta de España. De este modo, la consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio inició ayer la acción, experimental, como en años anteriores. El acto se llevó a cabo en el término municipal de Parauta, en el Alto Valle del Genal, y contó con la presencia del director general de Gestión del Medio Natural y Espacios Protegidos, Javier Madrid, y el delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Adolfo Moreno, además de con la alcaldesa de Parauta, María del Carmen Gutiérrez, entre otros.

En total se soltarán 320 dosis de Torymus sinnensis en 74 nuevos núcleos afectados, dijeron desde Medio Ambiente, y en otras zonas ya afectadas. «Esta actuación, que se realiza una vez iniciado el desarrollo de la yema de los castaños para adecuar los ciclos biológicos de ambas especies, pone de manifiesto el compromiso del Gobierno andaluz en su lucha contra la avispilla del castaño, que comenzó en mayo de 2014 con el Plan de Seguimiento de esta plaga. No en vano, la presencia de este insecto podría reducir la producción y la calidad de los frutos, la vitalidad y estabilidad estacional del ecosistema castañar e incluso provocar la mortandad de árboles...», explicaron desde Medio Ambiente.

De hecho, coincidiendo con la brotación de las hojas, la alarma y la preocupación está cundiendo en el Valle del Genal, ya que la presencia de la avispilla se detecta con la aparición de agallas de color rojizo, mucho más presentes en la mayoría de los árboles este año que en campañas anteriores. Los productores ya advirtieron pérdidas en la producción en ejercicios pasados, pero en esta cosecha se prevé que aumenten. No obstante, el sector no ha cuantificado estas pérdidas. La preocupación, además, crece puesto que la plaga afecta ya a la variedad estrella del Valle, que es la castaña pilonga, por lo que los productores están reclamando que el Gobierno central autorice la sueltas generalizas para tratar de frenar la plaga, defendiendo esta vía como la solución más eficaz con las experiencias en la mano en otras zonas afectadas.

Por último, cabe destacar, que el Valle del Genal concentra alrededor de 4.000 hectáreas de castaño y que la Sierra de las Nieves también cuenta con extensión de este cultivo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos