La Junta sanciona a Coín por no depurar sus aguas pese a la falta de infraestructuras

El concejal de Medio Ambiente y el alcalde, en una zona de vertidos sin depurar. / Fernando Torres

El alcalde del municipio critica la «hipocresía» del Gobierno autonómico y anuncia que recurrirá la multa, cifrada en 150.000 euros

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

La Junta de Andalucía ha abierto expediente contra varios municipios de la provincia de Málaga por irregularidades en la depuración de sus aguas residuales. Alhaurín el Grande fue uno de los primeros en recibir la notificación por parte del Gobierno autonómico, en la que se advierte de que la multa por incumplir con las leyes de depuración de aguas es de 150.000 euros. El Ayuntamiento de Coín recibió una notificación similar el pasado viernes a última hora de la mañana, en la que se adjuntan varios informes que sostienen que el agua residual se vierte en la red acuática pública sin proceso de saneamiento previo. Según el alcalde del municipio, Fernando Fernández, es «absurdo» que la Junta denuncie y sancione a la localidad ya que Coín está acogido al proyecto mancomunado de la Estación de Depuración de Aguas Residuales (Edar) del Bajo Guadalhorce. Esta infraestructura, que procesará las aguas de Pizarra, Coín y Álora, está siendo construida por el organismo autonómico y, según anunciaron en agosto, abrirá en 2019.

En este sentido, Fernández considera «hipócrita» que se abra un expediente sancionador contra Coín, aunque ayer explicó a SURque ya tenían «conocimiento verbal» del citado expediente. «Todo el mundo sabe que no tenemos depuradora, porque todavía la está construyendo la Junta; no tiene sentido que vengan a decirnos que no depuramos el agua», apostilló el regidor. La sanción será recurrida, «naturalmente», ya que desde el equipo de gobierno están «totalmente en desacuerdo» con la medida. «Los vecinos de Coín pagan un canon de vertidos; somos conscientes de que no depuramos desde 2001 y por eso iniciamos el proyecto mancomunado con Álora y Pizarra». La Junta de Andalucía declaró esta Edar como una obra de interés general de la comunidad autónoma en 2010 –junto con otras 46 infraestructuras de saneamiento–, otro de los argumentos con los que Fernández se muestra indignado.

«La Junta recibió fondos de la Unión Europea para construir esa depuradora, que no sabemos todavía dónde están». Además, según expuso el regidor, «reciben el canon autonómico de depuración de todos los andaluces incluidos los coínos». El alcalde ha sostenido en varias ocasiones que a través de esa tasa, Coín ha aportado más de un millón y medio de euros desde el año 2011, cifra que ayer reiteró. «La misma ley del Agua que utilizan para sancionarnos es la que utilizan para que les demos dinero».

«No logramos entender cómo después de todos estos hechos, la Junta venga a decirnos que han estado investigando y han descubierto que no depuramos el agua», dijo. Cuando salieron a la luz los primeros expedientes sancionadores, el delegado territorial de la Consejería de Medio Ambiente, Adolfo Moreno, explicó que las sanciones son consecuencia del plan de inspección que está ejecutando la Consejería, un proyecto que «se está llevando a cabo a rajatabla». «Desde 2015 hay una directiva europea que no permite autorizar vertidos de aguas no depuradas o que no alcanzan unos parámetros mínimos de depuración, por lo que todos los incumplimientos que estamos detectando están siendo objeto del correspondiente expediente sancionador». Según fuentes autonómicas, los municipios de más de 20.000 habitantes tienen la obligación de depurar sus aguas, por lo que el hecho de que la Junta les apoye no implica que estén exentos de su deber.

Temas

Coín

Fotos

Vídeos