La Junta llevará al Parlamento un pacto por el tren Algeciras-Bobadilla

Imagen de la estación de Bobadilla, en Antequera./J. L.
Imagen de la estación de Bobadilla, en Antequera. / J. L.

La Consejería de Fomento pretende lograr la suma de la mayoría de los grupos para reclamar al Gobierno los tramos pendientes de los corredores ferroviarios

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

La Junta se pone al frente de la reivindicación de las infraestructuras ferroviarias que faltan en Andalucía. El consejero de Fomento, Felipe López, pretende liderar un pacto por el ferrocarril, con la suma de la mayoría de los grupos en el Parlamento, como base para reclamar al Ejecutivo central los tramos pendientes en los corredores ferroviarios transeuropeos. En el caso de la provincia de Málaga, lo más urgente es la modernización del eje entre Bobadilla y Algeciras, para dar salida a las mercancías de aquel puerto y generar un gran centro logístico con el Puerto Seco de Antequera.

El consejero puso de relieve la necesidad de impulsar el desarrollo en Andalucía de los corredores ferroviarios de la Red Transeuropea del Transporte establecidos por la UE y, en este sentido, exigió al Gobierno que cumpla lo dictado por Bruselas, que fijaba unos plazos que «se están incumpliendo y que dotaba a esta red de un mecanismo financiero con fondos para su ejecución».

López incidió en que Fomento tiene que cumplir con lo marcado por Europa, que considera como prioritarios diversos tramos ferroviarios de la red en esta Comunidad, como es el caso de la conexión del puerto de Algeciras con Bobadilla, «que no estará en el plazo fijado para 2020», criticó; y la conexión de Almería con Murcia, para enlazar con el ramal litoral del Corredor Mediterráneo, y que es el más retrasado.

A su juicio, la ejecución de estos corredores es fundamental para el desarrollo económico e industrial y la generación de empleo, además de ser un foco de atracción para nuevas inversiones y para la localización de nuevos proyectos empresariales en nuestra comunidad. Además, subrayó que estas infraestructuras ferroviarias son clave para convertir a Andalucía en «la gran plataforma logística del sur de Europa». El consejero lamentó «el nuevo retraso que sufrirá la conexión Algeciras-Bobadilla», tras el anuncio de que no estarán antes de 2020 las subestaciones eléctricas para el suministro de este trazado, otro «incumplimiento» del Gobierno.

Eje transversal

Tampoco eludió pronunciarse sobre el polémico desarrollo del eje transversal, la llamada «A-92 ferroviaria» y que, a su juicio, se contempla también como competencia estatal en la Red Transeuropea; por lo que el tramo construido por la Junta entre Marchena y Antequera «debe ser un anticipo y una entrega a cuenta que hacemos al Ministerio para acometer este eje, que conectaría las principales ciudades andaluzas», según el criterio del consejero.

El responsable de las infraestructuras andaluzas puso en valor los esfuerzos del Gobierno de Susana Díaz para garantizar unas comunicaciones «óptimas y eficaces», a lo que contribuirá su departamento, con 857,55 millones el próximo año, lo que supone un 3 % más que el anterior, y un crecimiento del 48% en los últimos cinco años.

En este sentido, subrayó la apuesta de la Junta por la movilidad sostenible en sus áreas metropolitanas. Así, recordó que se partía en 2009 de 18 kilómetros del metro de Sevilla, y nueve años después ya son 46. La meta es llegar en 2021 a 96 kilómetros de trazados operativos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos