Junta, Gobierno y ayuntamientos reivindican el consenso para mejorar la financiación local

Susana Díaz ha asistido hoy en Antequera al acto organizado por la FAMP. /Antonio J. Guerrero
Susana Díaz ha asistido hoy en Antequera al acto organizado por la FAMP. / Antonio J. Guerrero

Susana Díaz reclama en Antequera un modelo “más solidario y equitativo” y Fernández de Moya confía en que “a la mayor prontitud” se reforme el impuesto de pluvalías

ANTONIO M. ROMERO

La Junta de Andalucía, el Gobierno de la nación y los ayuntamientos de la región, aglutinados en la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), han coincidido esta mañana en reivindicar la necesidad de lograr el consenso para mejorar la financiación local, en pleno debate nacional sobre la nueva financiación autonómica.

Una puesta en común que se ha visualizado en el acto organizado en Antequera por la FAMP en el ecuador del mandato en los consistorios bajo el lema 'Balance y retos del municipalismo en Andalucía Sumar, multiplica' y que ha estado impregnado por el espíritu de unidad de acción que alumbró hace cuarenta años el 4-D, cuando miles de andaluces se echaron a la calle reivindicando una autonomía de primera para esta región, y cuya conmemoración se celebra dentro de una semana.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha reclamado un modelo de financiación autonómica y local “más solidario y equitativo” que garantice la prestación de los servicios públicos esenciales y ha subrayado que “sin los ayuntamientos no es posible un modelo de país inclusivo y en igualdad”.

“Estamos en un momento fundamental para las diputaciones, los ayuntamientos, las comunidades autónomas y el proyecto compartido de país en el que creemos que es España. Hay dos elementos, la cohesión social y la financiación, que no se pueden hacer al margen de los ayuntamientos y diputaciones, a quienes hay que considerar en esos debates como un actor principal, al mismo nivel que el Estado y las autonomías”, ha afirmado Díaz, quien ha recordado que Andalucía es la tercera peor comunidad financiada de España.

Por ello, la jefa del Gobierno autonómico ha pedido a todos los ayuntamientos, sean del color político que sean, que antepongan el interés de Andalucía por encima de los intereses particulares y partidistas en el debate de la financiación autonómica y local. “La voz de Andalucía en España es una garantía para la igualdad, la inclusión y el proyecto de país unido que defendemos los andaluces, que nos sentimos profundamente españoles”, ha dicho.

El secretario de Estado de Hacienda y Función Pública, el jiennense José Enrique Fernández de Moya, ha destacado “la mano tendida al diálogo y el consenso” del Gobierno de la nación a las corporaciones locales a través de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para negociar la nueva financiación local, para la que se creó una comisión de expertos que han presentado sus propuestas y ahora se van a valor.

Fernando Rodríguez Villalobos, presidente de la FAMP, ha exigido una revisión al alza de la financiación local a través de las transferencias autonómicas y estatales y ha dicho que “estamos obligados a entendernos”. Asimismo, ha defendido que los recursos financieros deben canalizarse desde el principio de la mejor prestación de los servicios a la ciudadanía y ha recordado que los ayuntamientos son la administración más cercana a los ciudadanos.

Junto a la financiación local, la regla del gasto y la reforma del impuesto de plusvalía son otros de los dos asuntos sobre la mesa del municipalismo. Sobre el primero, Fernández de Moya ha mostrado la disposición del Gobierno a actualizarla siempre que no se ponga en riesgo la estabilidad presupuestaria tal y como exige la normativa europea. Respecto a las plusvalías, el número dos de Hacienda y Función Pública ha confiado en que “a la mayor prontitud” se pueda abordar una reforma consensuada y pactada entre el Gobierno y la FEMP.

Susana Díaz ha defendido para los ayuntamientos mayor autonomía y que se les deje de tratar “como menores de edad”. Y en este sentido, ha reclamado al Gobierno de la nación que modifique la regla del gasto para que aquellos consistorios que cumplen con sus obligaciones puedan destinar el superávit a lo que consideren prioritario.

A este respecto, Rodríguez Villalobos ha pedido una relación entre los ayuntamientos y el resto de administraciones públicas, especialmente el Estado, “de igual a igual, sin tutelaje”.

El acto, conducido por la periodista de SUR María Dolores Tortosa, lo ha abierto el alcalde de Antequera, Manuel Barón, quien ha reclamado que en estos momentos donde se cuestiona el autogobierno, “Andalucía debe jugar un papel de liderazgo para un modelo de consenso unidad y solidaridad entre todas las comunidades”.

Por otro lado, José Enrique Fernández de Moya ha puesto en valor que desde 2012, Andalucía ha recibido 6.000 millones de euros de los 19.000 millones que el Gobierno de Mariano Rajoy ha inyectado a los ayuntamientos a través de programas como el de pago a proveedores, el de impulso económico y el fondo de ordenación.

Mientras que Susana Díaz ha remarcado el relevante papel jugado por los ayuntamientos y las diputaciones andaluzas en la consecución de una autonomía de primera. “Sin los ayuntamientos la Andalucía de hoy día no hubiera sido posible”, ha sostenido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos