La Junta declara BIC la Fuente del Rey con la tipología de sitio histórico

Estado actual de la Fuente del Rey. :: sur /
Estado actual de la Fuente del Rey. :: sur

El Consejo de Gobierno destaca «la fuerte impronta» que el edificio aporta al paisaje de la localidad

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Es uno de los restos históricos más significativos de Alhaurín de la Torre y el área metropolitana de Málaga. Parte de su trazado se puede ver desde la autovía, y además da nombre a la barriada Arcos de Zapata. Se trata del acueducto de la Fuente del Rey, una construcción que desde ayer forma parte del Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como Bien de Interés Cultural (BIC), con la tipología de sitio histórico.

Así lo aprobó ayer el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, órgano encargado de este tipo de nombramientos. Desde ahora, la Fuente del Rey goza de la máxima protección legal en materia de patrimonio y además pasará a ser de dominio público, según se recoge en la Ley de Patrimonio Histórico. Esto implica que las administraciones estarán encargadas de proteger el bien protegido y de velar por el mantenimiento de su valor cultural. Además, aumentan las restricciones legales para efectuar cualquier obra o modificación en el entorno, que necesitarán una autorización expresa. Por último, entre otras consideraciones administrativas, el patrimonio está ligado por ley al terreno, por lo que no puede ser trasladado a otro lugar.

El Consejo de Gobierno destacó en la sesión que el acueducto «ha dejado una fuerte impronta en el paisaje y constituye un testimonio material de la necesidad histórica de agua potable en Málaga», según informaron desde la Junta de Andalucía. Fue construido en una época de esplendor económico que trajo consigo el auge del comercio y la agricultura, así como la activación de otras obras claves de la ciudad, como el puerto o la catedral. En el impulso al proyecto intervino el propio monarca Felipe V, en el siglo XVIII. Además de su interés paisajístico e histórico, «el acueducto presenta valores artísticos y monumentales en muchos de sus elementos», apuntaron desde la Junta. El principal de ellos es el Puente del Rey sobre el río Guadalhorce, del que se conservan dos arcos grandes y cinco pequeños. Aunque no llegó a terminarse según el proyecto original, con 22 arcos en algo más de 300 metros, ha estado en uso desde el siglo XIX con la instalación de una pasarela de madera.

Desde el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre aplauden la decisión de la Junta de Andalucía y confían en que el nombramiento abrirá la puerta a futuros proyectos en colaboración con la administración andaluza para poner en valor el bien protegido y hacer que sea un «verdadero reclamo» para los visitantes en el entorno del río Guadalhorce, según un portavoz del Consistorio.

Recientemente, la Fundación Las Canteras redactó un proyecto de intervención con el que pretendían restaurar parte de la infraestructura histórica, aunque fue rechazado por la Junta de Andalucía ya que la fundación no cumplió -ni en tiempo ni en forma- con los requisitos legales necesarios para el proyecto. La idea de la fundación, que decidió abandonar su plan de mejora, consistía en limpiar algunas de las pintadas y en iluminar de forma artística parte del trazado del acueducto, unas acciones necesarias que serán contempladas desde el nuevo marco de protección.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos