La Junta culpa a Cártama y a la Diputación de los retrasos en la apertura total del hospital

Vista del Hospital de Cártama./Fernando Torres
Vista del Hospital de Cártama. / Fernando Torres

Aseguran que abrirá cuando la obra de la línea eléctrica esté terminada, trabajos que dependen de un informe del organismo autonómico

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

El Hospital del Guadalhorce, que abrió parcialmente en 2016 con la promesa de funcionar a pleno rendimiento en el año 2017, sigue con el área de hospitalización y los quirófanos cerrados. Este bache se debe a los problemas en la línea eléctrica, que no otorga al centro la suficiente potencia como para garantizar la seguridad de los pacientes. Al respecto se pronunció ayer la consejera de Salud, Marina Álvarez, que aseguró en la Comisión de Salud del Parlamento que la apertura completa del Hospital Valle del Guadalhorce «es muy necesaria», por lo que están preparados para ponerlo en funcionamiento total «en cuanto la Diputación de Málaga y el Ayuntamiento de Cártama terminen los trabajos para dotarlo de la potencia eléctrica necesaria».

Actualmente, el Consistorio cartameño se encuentra inmerso en negociaciones con Endesa para emprender los trabajos. Esta obra requiere que se modifique el Plan Especial del hospital, que cuando se redactó hace más de diez años no contemplaba esta línea eléctrica. El Ayuntamiento y la eléctrica estudian la forma más rápida de intervenir para saltarse el largo trámite burocrático necesario para modificar el documento, cuya aprobación parcial sólo depende, precisamente, de un informe medioambiental de la Junta de Andalucía.

Por su parte, fuentes de la Diputación Provincial de Málaga, aseguraron a este periódico que, en todo lo relacionado con sus competencias, «han hecho todo lo posible». El organismo se comprometió a colaborar con Cártama para acometer estos trabajos, y ya entregó la financiación necesaria.

Diputación asegurahaber hecho todo lo que le correspondía y el Ayuntamiento dice que está agilizando los trámites

De esta manera, los inicios de la obra de la nueva línea eléctrica y, por tanto, la apertura completa del centro hospitalario, están enredados entre las tres entidades públicas y Endesa –la eléctrica rehusó ayer hacer comentarios frente a las declaraciones de la delegada–. Por parte del Ayuntamiento, el concejal de Urbanismo de Cártama, Juan Francisco Lumbreras, dijo alegrarse del compromiso de la Junta y recordó que la aprobación de la modificación del Plan Especial está en sus manos –todavía están dentro de plazo–. Igualmente, señaló que el Consistorio está trabajando «todo lo posible» por agilizar los trámites.

Álvarez subrayó que la puesta en marcha del centro sanitario ha supuesto una inversión para la Junta de Andalucía de unos 30,6 millones de euros, lo que pone de manifiesto «un compromiso con el Hospital Valle del Guadalhorce claro e inequívoco». La consejera recordó como prueba de este compromiso que el SAS, ante la imposibilidad de abrir el centro porque el resto de instituciones lo habían dotado de las infraestructuras de las que eran competentes, acometió la construcción de un acceso y una línea provisional de suministro eléctrico que proceder a su apertura parcial en el año 2016.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos