Una jueza cita a declarar a Jiménez y a su hija por el caso boda

Jiménez anunció su marcha a principios de agosto. v. m.

Investiga al ex edil y a la joven por el cambio de fecha en un acta matrimonial de ésta, lo que le permitió acceder a un trabajo y vacaciones

VANESSA MELGAR RONDA.

La jueza titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Ronda, a petición de la Fiscalía, ha citado a declarar en calidad de investigados al concejal que dimitió a principios de agosto por el llamado caso boda y a su hija. Ambos tendrán que comparecer el próximo 8 de noviembre, según indicaron fuentes judiciales, en el marco de la investigación que se ha abierto mediante la que se intenta esclarecer, en principio, si se cometió un presunto delito de falsedad documental con el cambio de fecha de un acta matrimonial de la hija de Jiménez, lo que permitió a la contrayente, según publicó ABC, acceder a un contrato temporal en el nuevo hospital de Ronda y disfrutar por ello de vacaciones remuneradas en las que viajó hasta Nueva York, donde la joven pasó su luna de miel. El enlace se celebró el pasado 17 de junio, en una finca propiedad de la familia, pero en el documento en cuestión figura el 21.

La apertura de las diligencias previas por parte de este juzgado, que ha pedido documentación al Ayuntamiento y al Servicio Andaluz de Salud (SAS), se ha producido tras dos denuncias presentadas que se han agrupado en un mismo procedimiento. Por un lado, el PP, en la oposición actualmente en el municipio, puso en conocimiento de este órgano los hechos; al igual que la alcaldesa, Teresa Valdenebro, que fue quien ofició la boda y firmó el acta. Ésta ya explicó públicamente que no recayó en que la fecha estaba cambiada: «Las actas en las bodas no se leen», afirmó y también: «Jamás he hecho nada para favorecer el interés particular de nadie», expresó. Valdenebro, públicamente, se muestra tranquila al respecto: «Que se diriman las responsabilidades que se tengan que dirimir, las políticas ya las ha asumido el concejal», dijo.

Éste, por su parte, ante los medios de comunicación, tras conocerse el caso boda, argumentó que su familia solicitó en el Servicio de Atención al Ciudadano (SAC) del Ayuntamiento el cambio de fecha y que éste se llevó a cabo: «Fue una decisión personal de la familia, de mi hija con sus padres, que ella prefería el día 21 de junio, que es un día laborable, por lo que la familia no puede asistir a la celebración y por eso la boda se ofició el día 17 de junio. Simplemente ha sido el cambio de fecha porque ella (su hija) quería que su boda se reflejase el día 21», relató, al tiempo que, en varias ocasiones, sin estar acompañado por la alcaldesa, exculpó a ésta e hizo especial hincapié en que la regidora no tenía conocimiento. «Oficia la boda y se firma el acta, entendiendo que ella no tenía porque saberlo», manifestó Jiménez que será sustituido, previsiblemente, en el próximo pleno ordinario por su compañera en el PSOE rondeño María de la Paz Aguilar.

Dimisión de la alcaldesa

El caso boda constituye la primera crisis del tripartito entre el PSOE, con Valdenebro a la cabeza, el PA e IU. Las tres formaciones arrebataron el sillón de la Alcaldía a María de la Paz Fernández (PP) en marzo del año pasado. Los socios de Valdenebro han cerrado filas en torno a ella y consideran que con la dimisión de Jiménez ya se han depurado responsabilidades, al igual que el otro partido de la oposición, Alianza por Ronda (APR), que lidera el ex alcalde Antonio Marín.

El PP ha pedido a raíz del caso boda la dimisión de Valdenebro en distintas ocasiones, tanto a nivel local, como provincial. Considera que la regidora ha mentido y que los documentos del expediente del acta matrimonial podrían haber sido alterados. E presidente del PP malagueño, Elías Bendodo, dijo que no cree a Valdenebro y que está convencido de que «lo sabía todo».

Podemos y Ciudadanos también han pedido la dimisión de Valdenebro por el caso boda.

Fotos

Vídeos