Investigan otro caso de malos tratos a una anciana por parte de su cuidadora

Investigan otro caso de malos tratos a una anciana por parte de su cuidadora

Un juzgado de Coín ha impuesto una orden de alejamiento de 100 metros a una mujer por supuestas agresionesa su tía, de 85 años

Juan Cano
JUAN CANOMálaga

La Guardia Civil investiga a una mujer de 57 años por presuntos malos tratos habituales a su tía, una anciana de 85 a la que cuidaba, ya que está impedida. La titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Coín le ha impuesto una orden de alejamiento de 100 metros respecto a la víctima, según ha podido confirmar SUR.

La secuencia de los hechos arranca el viernes por la tarde, cuando una pareja de guardias civiles que patrullaba por la localidad de Alhaurín el Grande escuchó unos gritos que procedían del interior de una vivienda. Los agentes detuvieron el vehículo para intentar ubicar la casa. Mientras vigilaban la zona, observaron que una mujer estaba merodeando a su alrededor. Los guardias civiles se dirigieron a ella y le preguntaron si residía allí, a lo que respondió que sí, pero que vivía sola.

La actitud de la mujer despertó las sospechas de los agentes, que le pidieron permiso para entrar en su casa. Fue entonces cuando, según las fuentes consultadas, ella les confesó que su tía también estaba allí. Los guardias civiles decidieron entrevistarse a solas con la anciana para comprobar si había sucedido algo.

Al parecer, la víctima, que está impedida y necesita la ayuda de un andador para desplazarse, les contó que sufría malos tratos por parte de su sobrina, que le había metido las manos en la boca (de ahí los gritos que ellos escucharon desde la calle), y que quería marcharse de esa vivienda –que era de la investigada– para irse a su domicilio, que está en otra calle del municipio alhaurino.

El lunes, otra cuidadora fue arrestada en Málaga capital por pegar a una anciana en silla de ruedas

Al escuchar lo que manifestaba, la Guardia Civil abrió una investigación para confirmar si la mujer podía estar siendo víctima de supuestos malos tratos. Los agentes localizaron a otros familiares de la anciana, a la que volvieron a tomar declaración para ampliar su testimonio.

Según las pesquisas, todo comenzó hace ocho meses, cuando la anciana estuvo ingresada en el hospital. Al recibir el alta médica, su sobrina se la llevó a vivir a su casa, sin que ella pudiera regresar a su domicilio, como pretendía. A partir de ahí, habría sufrido agresiones e insultos por parte de la investigada, que habría llegado incluso a meterle trapos en la boca, según contó la víctima, quien aseguró a los guardias que no la dejaba recibir visitas –extremo confirmado por otros testigos– y que le escondía el andador para impedir que fuese a abrir la puerta.

El caso, que está ahora en manos de la jueza, se suma al que sucedió este lunes en mitad de la avenida de la Aurora, en Málaga capital, donde una mujer marroquí fue detenida por la Policía Local acusada de agredir a la anciana de 83 años a la que cuidaba. El arresto se produjo a raíz de la llamada al 092 de unos testigos que, según dijeron a los agentes, presenciaron cómo la cuidadora pegaba reiteradamente a la mujer, que padece alzheimer y se desplaza en silla de ruedas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos