Los investigadores descartan la vinculación del cloroformo con el caso

Los investigadores descartan la vinculación del cloroformo con el caso

Tras identificar al fabricante y a sus clientes, los agentes concluyen que pudo ser usado por un feriante para reparar una de sus atracciones

JUAN CANO y JON SEDANOMálaga

La Guardia Civil ha descartado que la botella de cloroformo hallada a 700 metros de la estación de Pizarra, y en la misma dirección que supuestamente recorrió Lucía Vivar, «tenga relación con la investigación en curso» sobre la desaparición y muerte de la niña.

El cloroformo fue encontrado el pasado mes de agosto, durante las fiestas de Pizarra, por unos jóvenes que hacían botellón en el polígono industrial del pueblo. Los chicos no dijeron nada en ese momento, pero el pasado 20 de octubre revelaron el hallazgo a una patrulla de la Policía Local, que acudió junto a ellos al lugar que indicaron. La botella de cristal, que estaba vacía, seguía allí.

Más...

La Guardia Civil, por orden de la jueza, tomó declaración el 21 de diciembre a un menor y a un amigo de este mayor de edad para que informaran de las circunstancias del hallazgo. El etiquetado de la botella, pese a su deterioro, les condujo al fabricante, una empresa ubicada en Rubí (Barcelona) que solo distribuye a empresas.

Los agentes interrogaron a los dos únicos clientes malagueños de la firma, dos mayoristas situados en los polígonos Guadalhorce y San Luis. El primero fue descartado inmediatamente, ya que solo compra el cloroformo en envases de cinco litros, mientras que el segundo sí lo adquiere en el formato de litro. Y, a su vez, uno de sus clientes es una empresa de rotulación de Pizarra que lo usa como pegamento para metracrilatos transparentes.

Aunque ahora utilizan otros componentes, los empleados de esta última contaron a la Guardia Civil que el pasado agosto un feriante les pidió cloroformo para pegar una pieza que se había roto de una de sus atracciones, y ellos les entregaron un resto que les quedaba. El feriante tenía su caravana cerca del lugar donde los chavales encontraron la botella vacía. Y cuando desapareció Lucía no había feriantes en la zona.

Además, los agentes resaltan el hecho de que no se detectaran restos de esta sustancia en el organismo de Lucía, y que en el envase del cloroformo, que ha sido analizado en sus laboratorios, no se hallara huella alguna.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos