Huelga en Benarrabá y protesta de monitores en el inicio del curso

Concentración de monitores en Málaga /Francis Silva
Concentración de monitores en Málaga / Francis Silva

El día de ayer fue una nueva jornada de movilizaciones en Educación Especial

VANESSA MELGAR y FRANCISCO GUTIÉRREZ

En Benarrabá, los alrededor de 30 alumnos con los que cuenta el Colegio Público Rural Asociado Sierra del Espino no asistieron ayer a su primer día de clase porque sus padres, según explicaron estos y el alcalde de la localidad, Silvestre Barroso, piden que se dote al centro educativo con un profesor más. Actualmente, los cursos primero, segundo y tercero de Educación Primaria están agrupados y a cargo de un docente, con un total de 15 niños y niñas, un número que rechazan los progenitores y para los que piden dos de estos profesionales. También critican la tardanza a la hora de cubrir bajas. Hoy los alumnos, según dijeron los padres, seguirán de huelga.

El día de ayer fue una nueva jornada de movilización de los monitores de Educación Especial, que protestan contra su precariedad laboral. Se concentraron ante la sede de la Delegación de Educación, en el edificio de Servicios Múltiples. Según el sindicato Comisiones Obreras, en los centros docentes de titularidad de la Junta, a fecha de hoy, trabajan 632 monitoras y monitores escolares con contratos a tiempo parcial para la Consejería de Educación, con jornadas de 8, 12, 16 o 20 horas. Además, de estos puestos 426 son discontinuos con contratos de 10 meses al año. El sindicato denuncia la precariedad laboral que afecta a este colectivo, altamente feminizado, que viene sucediéndose desde 2014. Ante esta situación, CC OO exige la conversión de estos mini empleos en contratos a tiempo total y año completo.

Comienza el curso

Fotos

Vídeos