Historia de los Reyes Magos: las tres escuelas de la sabiduría

Los Reyes Magos adoran al niño ante los titulares de las Angustias. a. o.
/
Los Reyes Magos adoran al niño ante los titulares de las Angustias. a. o.

ALEXIS OJEDA RONDA.

Si hay algo especialmente tradicional en España es la celebración -cada 6 de enero- de la fiesta del día de Reyes. Pero, ¿cuál es su simbología? Los reyes Melchor, Gaspar y Baltasar eran tres maestros de sabiduría que representaban tres escuelas de iniciación. Las tres escuelas de sabiduría corresponden a los tres continentes: Europa (Grecia), Asia occidental (Israel) y África, (Egipto). Estas escuelas son el símbolo de tres reinos, o más aún, el símbolo de tres grandes ciencias sagradas: magia, astrología y alquimia, veladas bajo estos tres personajes legendarios. Estos tres astrólogos siguieron la estrella de Belén y los tres juntos simbolizan al avatar de la era de Tauro, a Hermes Trimegisto y al Hermético tres veces sabio. Tri significa tres y Megisto significa maestría.

La historia nos cuenta que el rey Melchor era de raza blanca y representaba al continente Europeo y al pueblo griego, con toda su sabiduría y su mitología. Venía en un caballo y le regaló oro al niño Jesús. El rey Melchor seguramente se transportaba en un caballo blanco como símbolo de pureza y de perfección. En astrología esotérica al signo de Aries lo rige un caballo como emblema de dirección. Precisamente esa es la naturaleza de este bello ejemplar, tiene garbo y lleva dirección, así como fuerza y velocidad. Todos estos atributos son solares, como el regalo del mago al niño Jesús. En el caso del oro podemos saber que tiene dos naturalezas. Cuando se representa en barras corresponde al aspecto material, y cuando se representa como una esfera, simbólicamente, se habla del plano espiritual; y este oro es el que precisamente llevó de regalo el rey Melchor. El oro corresponde al trabajo de alquimia, que consiste en transformar el plomo (Saturno) en oro (Sol). Le enseñaba la importancia de templar su espíritu, para transformar el de aquellos que no distinguían entre su oscuridad y la luz.

El rey Gaspar era el rey pelirrojo, el cual representaba al continente asiático ya que el pueblo hebreo pertenece a Asia occidental y la ofrenda de este rey fue la tradición de la qabbalah -tradición hebrea- y como símbolo de ello le obsequió con incienso al pequeño niño Jesús. Este personaje se transportaba en un camello. Es conocido por los iniciados de todos los tiempos que el incienso está asociado al cosmos y a la cosmobiología, mejor conocida como astrología. Cuando se enciende el incienso, el humo se va al cielo, a la tierra y a todas partes, expresando que esta energía cósmica invade todo el ambiente y nos impregna de diferentes aromas. Dentro de la simbología el incienso está representado por un triángulo, para ser más exacto, con una pirámide de cuatro lados, que se juntan en el ápice -en la punta-, donde todos los lados se unen en un solo punto: el cielo. El rey Gaspar corresponde al pueblo hebreo y al estudio de la ciencia sagrada, la cosmogonía, que para los iniciados es la qabbalah y la astrología. El pueblo hebreo tiene un alfabeto muy especial -al que llaman alefato- de 22 letras que corresponden a las 22 fuerzas cósmicas del universo, con sus diez planetas y sus doce signos celestes.

Representan las tres grandes ciencias sagradas: magia, astrología y alquimiaSe desplazaron hasta la brillante estrella en caballo, camello y elefante

El rey mago Baltasar, de raza negra, es sin duda el favorito de los niños y el que más cartas recibe. Representaba al continente africano y venía desde Egipto con la magia y sortilegios de su pueblo, se transportaba en un elefante y le regaló al niño Jesús mirra. El rey Baltasar, seguramente, entregó la mirra en una cajita, porque el símbolo de lo físico es lo cuadrado o el cubo. La mirra, en su aspecto elevado, representa para los iniciados la magia, etimológicamente Magia (Ma-Alma, Gia-Tierra) significa Alma de la Tierra. En su aspecto inferior también corresponde a los sortilegios, las pócimas, las curaciones, al trabajo de la mente, y la superstición.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos