Los hermanos Jiménez reciben el título de hijos adoptivos de Antequera

De izquierda a derecha, Ramón, José y Bernardino Jiménez.
De izquierda a derecha, Ramón, José y Bernardino Jiménez. / A. J. Guerrero

Promotores de empresas agrícolas y turísticas que dan empleo a 250 personas, recogerán la distinción del Ayuntamiento el próximo día 16 de septiembre

Antonio J. Guerrero
ANTONIO J. GUERRERO

En una semana, Antequera contará con tres nuevos hijos adoptivos: los hermanos José, Ramón y Bernardino Jiménez Jiménez, empresarios del mundo agrícola y turístico que ofrecen 250 empleos anuales y alcanzan hasta 1.500 cuando hay campañas de recogidas en la fértil vega antequerana.

El nombramiento tendrá lugar en el Día de Antequera y Santa Eufemia, el próximo sábado 16 de septiembre a las doce del mediodía en el antiguo templo de San Juan de Dios, donde el Ayuntamiento reconoce a personas e instituciones que destaquen, como es su caso.

Los tres nacieron en Loja (Granada), hijos de Vicente Jiménez Sánchez y Encarnación Jiménez Lijana, quienes al buscar un colegio para su educación, apostaron por el Colegio de Aguirre de los Salesianos de Antequera, lo que les llevó a trasladarse a la ciudad del Torcal y promover sus negocios, siendo ya tres antequeranos más aunque no nacieran, pero que lo serán oficialmente desde el próximo sábado.

En épocas de recogida en la vega antequerana llegan a dar trabajo a más de 1.500 personas «Que tres hermanos seamos hijos adoptivos por el tema empresarial es una maravilla», dicen

Agricultura y turismo

José Jiménez Jiménez es el mayor y es gerente de Alsur, Ramón dirige el Grupo Antequera Golf y Bernardino la iniciativa Novedades Hortícolas. Sola de Antequera, empresa que bajo la marca Alsur, destaca en los últimos tiempo con la quinoa, una antigua semilla con destacadas cualidades nutritivas y saludables que están abriéndose mercado en el mundo, abriendo además una fábrica en Perú.

En sus idas y venidas a las dos fábricas, José destaca que «es un orgullo sentirse valorado y reconocido por los vecinos, es una maravilla». Mientras que para Ramón «el ser hijos adoptivos los tres hermanos por el tema empresarial, creo que es el mejor premio que se puede recibir».

En un país donde el turismo copa el primer objetivo empresarial, Alsur sigue apostando por la agricultura: «Nos dedicamos a las conservas vegetales, con la fábrica que tenemos aquí en Antequera y las otras dos en Perú, una en Cuzco y otra en Quepa, allí tenemos congelados y conservas, el 80 por ciento que tenemos allí va para EE UU, Canadá y el resto del mundo».

Todas estas iniciativas les llevan a ser una de las empresas comarcales que más empleos ofrecen, pasando de los 254 anuales actuales a los 1.500 empleos, dependiendo de la temporada agrícola.

Viven en Antequera felices, con su familia, donde además ya han comenzado a recibir a los nietos: «Antequera es un pueblo acogedor aquí estamos encantados y nos sentimos como antequeranos». Por su parte, Ramón destaca el potencial comarcal: «Para la gente joven, Antequera tiene dos cosas importantes: la agricultura y el turismo».

Agradecen que les hayan propuesto como hijos adoptivos: «Le damos un abrazo muy fuerte y las gracias, yo creo que se hayan acordado es muy bonito que te reconozcan el trabajo de un día, otro día... yo creo que hay que decirles a todos: gracias, gracias y gracias».

El acordarse de ellos, les supone «un empuje para seguir trabajando más y hacer más por el pueblo», expone el responsable de Alsur. Los tres agradecen al alcalde Manuel Barón, a todo el Ayuntamiento y a quienes les han propuesto para la distinción el próximo 16 de septiembre, día de la ciudad y de la patrona Santa Eufemia.

Fotos

Vídeos