El Gobierno critica «la inacción» de la Junta en dar los permisos para las voladuras en las canteras de la provincia de Málaga

El Gobierno critica «la inacción» de la Junta en dar los permisos para las voladuras en las canteras de la provincia de Málaga

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

El subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones, denunció ayer la «inacción y la parálisis» de la Junta de Andalucía en la concesión de los permisos para voladuras en las canteras de la provincia. Una situación que, a su juicio, pone en riesgo, miles de puestos de trabajo. Una advertencia en la que también insistieron los empresarios de las más de 60 canteras de la provincia ya que alertaron de que la falta de permisos por la lentitud burocrática puede tener efectos «graves» sobre la economía malagueña.

Desde la Junta de Andalucía, institución encargada de autorizar los planes de voladura –el uso de los explosivos lo gestiona la Subdelegación–, Mariano Ruiz Araújo, delegado de Empleo en Málaga, reiteró que había un problema de medios humanos pero que se han puesto tres técnicos más para agilizar los permisos y dijo no entender las críticas de Briones.

El subdelegado del Gobierno mantuvo una reunión ayer con representantes de los empresarios y los sindicatos UGTy CC OO para buscar una solución a este tema. Se invitó a la Junta, aunque no acudió ningún representante por «un malentendido» sobre las agendas, según explicó Ruiz Araújo.

Un encuentro tras el que Miguel Briones mostró su «profunda preocupación ante la falta de respuesta» de la Junta para dar luz verde a los planes de voladuras y alertó de la afección que puede suponer para el empleo y la economía «en un momento de auge y recuperación económica». «La Subdelegación del Gobierno en Málaga no autorizará voladuras en las canteras hasta que la delegación territorial de la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio no emita la resolución expresa de aprobación», afirmó.

Desde las empresas de las canteras sostuvieron que esta situación supondrá «una paralización progresiva de la actividad minera en la provincia en plazo muy breve», se tendrán que llevar a cabo expedientes temporales de regulación de empleo entre los 43.000 trabajadores malagueños del sector y se producirá una «paralización paulatina» de la construcción y otros sectores industriales dependientes del suministro de las explotaciones mineras.

Mariano Ruiz Araújo manifestó en que se están agilizando todos los trámites para acelerar la concesión de los permisos y expresó la voluntad de la Junta de encontrar una solución lo más rápido posible.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos