Fuego para proteger la tierra

El Equipo Regional de Quemas de Andalucía se estrena en Fuente de Piedra

Fuego prescrito en la Laguna de Fuente de Piedra./Infoca
Fuego prescrito en la Laguna de Fuente de Piedra. / Infoca
Fernando Torres
FERNANDO TORRES

La Laguna de Fuente de Piedra ha sido el escenario de un nuevo tipo de intervención en espacios protegidos. El nuevo Equipo Regional de Quemas de Andalucía (Erqua), dependiente de Infoca, ha aplicado por primera vez fuego prescrito (también conocido como fuego técnico), para regenerar y proteger parte del terreno y adecuarlo a las necesidades del ecosistema.

La experiencia piloto fue catalogada de éxito por parte de los responsables, el delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Adolfo Moreno, y el alcalde de Fuente de Piedra, Francisco Hidalgo. Ambos acudieron al ejercicio al tratarse de la primera vez que se lleva a cabo.

La quema prescrita se hizo en unas condiciones climatológicas determinadas en las que no existió riesgo de incendio, según informaron a SUR fuentes del operativo. El objetivo principal de la quema fue regenerar el carrizal y herbazal plurianual envejecido, además de abrir claros para la entrada de aves y reducir la presencia de jabalí en la zona (en concreto se abarcaron un total de 9,6 hectáreas de la reserva natural).

Tal y como apuntan desde la junta de Andalucía, la quema prescrita es una herramienta que requiere tener «un claro objetivo, experiencia en su uso y habilidad en la ejecución». Exige unos profundos conocimientos de meteorología, combustibles forestales y comportamiento del fuego. Se ejecuta bajo un Plan de Quema previamente redactado, en el que se determinan todos los puntos de la intervención.

El uso de incendios controlados, una experiencia piloto sobre terreno protegido en Andalucía, sirve para regular los ecosistemas

Estos ejercicios se realizan con condiciones ambientales propicias a la seguridad

El ejercicio sólo puede llevarse a cabo cuando existe lo que se denomina ‘ventana de prescripción’. «Estas circunstancias idóneas están marcadas por el rango aceptable de condiciones ambientales que permitirán que el fuego cumpla nuestro objetivo sin menoscabo de la seguridad», explican desde la delegación del Gobierno Andaluz en Málaga.

La primera actuación estuvo dirigida por el Equipo Regional de Quemas Prescritas de Andalucía junto al grupo técnico del Infoca de la provincia de Málaga. De aquí en adelante se irán ejecutando más actuaciones por parte del Erqua, con el apoyo de Grupos de Especialistas, dotaciones de vehículos contra incendios de Málaga que van a empezar a forma se en la técnica de las quemas prescritas.

Todos los participantes de la intervención piloto recibieron una formación especial en la BRICA de Cártama, una formación teórica sobre las bases del uso del fuego en condiciones seguras así como de las técnicas de uso necesarias para que la quema cumpla los objetivos medioambientales establecidos en la prescripción que se plantea en el Plan de Quema (estas jornadas se enmarcan en el Plan de formación en quemas prescritas, impulsado por la Consejería, dentro del Plan Infoca).

Gran utilidad

Las quemas controladas o prescritas ejecutadas en los periodos de bajo riesgo son, además de beneficiosas para el terreno y su ecosistema, de gran utilidad para los efectivos del Infoca, ya que permiten a los mismos conocer mejor el comportamiento del fuego y de la meteorología, así como tener un mejor manejo del mismo a la hora de extinguir un incendio real.

Desde la Junta de Andalucía consideran este tipo de intervenciones como una de las nuevas puntas de lanza para controlar y regenerar diferentes ecosistemas. La Universidad de Almería acogió recientemente un seminario dedicado a las quemas prescritas, bajo el lema ‘ Cambio climático y global, incendios y uso del fuego en ecosistemas mediterráneos’, en la que se destacó que el uso de estas actuaciones en ecosistemas de tipo Mediterráneo han de ser «en un futuro inmediato», una herramienta a disposición de todos los servicios de extinción de incendios forestales. De nuevo, los fuegos controlados fueron tratados no sólo como un válido recurso para regenerar terrenos sino como un nuevo mecanismo con el que prevenir incendios y minimizar su impacto.

Erqua: un joven equipo basado en la experiencia

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha creado el Equipo Regional de Quemas de Andalucía (Erqua), formado por técnicos adscritos al

Dispositivo para la Prevención y Extinción de Incendios Forestales de Andalucía, (el Plan Infoca), y personal funcionario de la propia Consejería como perteneciente a la Agencia de Medio Ambiente y Agua. «Dada la complejidad y responsabilidad que entraña el uso del fuego técnico en la prevención y extinción de siniestros forestales, el Erqua tiene entre sus funciones principales la implantación de un plan de quemas para la reducción o eliminación del combustible vegetal en lugares con riesgo de sufrir grandes incendios, así como la

organización y ejecución de las mismas en los periodos de bajo y medio peligro (de noviembre a mayo). Hasta la fecha se han realizado una veintena de intervenciones teórico-prácticas, desde que se creó en 2012 el plan de formación continua en el uso del fuego técnico, en la que han participado más de 300 efectivos de diferentes categorías.

Con la constitución de este equipo, la consejería de Medio Ambiente asume la Proposición no de Ley, aprobada en las últimas semanas, en la que la Comisión de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del Parlamento de Andalucía, instaba al Consejo de Gobierno de la Junta a continuar con las quemas prescritas en la gestión preventiva de los montes andaluces y a la formación teórico-práctica del personal que las realice. Desde la consejería apuntan a que las quemas preventivas tendrán un papel crucial en la conservación de la diversidad.

Vista de parte de la intervención.
Vista de parte de la intervención. / Infoca

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos