La fiscal jefe de Andalucía recuerda que el traslado de inmigrantes a Archidona está avalado por cinco jueces

Dos furgones de la Policía Nacional salen de la antigua cárcel de Archidona. /EFE
Dos furgones de la Policía Nacional salen de la antigua cárcel de Archidona. / EFE

«Todavía no es una cárcel», afirma Ana Tárrago antes de comparecer por primera vez en el Parlamento andaluz

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

La fiscal jefe de Andalucía, Ana Tárrago, ha afirmado en Sevilla que el traslado de 500 inmigrantes indocumentados a la futura cárcel de Archidona cuenta con todas las «garantías» jurídicas de protección de las personas puesto que está avalado por cinco jueces de Cartagena y respaldado por el Tribunal Superior de Justicia de Murcia. Tárrago ha respondido a los periodistas antes de comparecer por primera vez en el Parlamento desde que accedió al cargo hace seis meses. Ante la polémica generada sobre el uso provisional de la futura prisión malagueña como centro de internamiento de extranjeros (CIE) y si es legal o no, ha contestado: «Lo que me da garantías es que hay resoluciones de cinco jueces de instrucción que entienden que se están amparando y protegiendo los derechos de los ciudadanos», en alusión a las decenas de migrantes indocumentados llegados a las costas levantinas en patera en los últimos días.

Preguntada sobre si considera apropiado acondicionar como CIE una cárcel, la fiscal jefe ha manifestado: «Lo importante no es el habitáculo, sino las condiciones de ese habitáculo». También ha aclarado que el centro de Archidona «no es una cárcel todavía, no tiene calificativo de prisión».

También ha anotado que hay una directiva europea para aplicar en «casos excepcionales, medidas excepcionales», en alusión a la carencia de lugares ante la avalancha de inmigrantes llegados a las costas españolas de forma ilegal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos