Expertos investigarán los enigmas de la Mina de la Casa del Rey Moro de Ronda

Alfonso Jiménez, Jochen Knie y Fernando Amores, ayer. /Vanessa Melgar
Alfonso Jiménez, Jochen Knie y Fernando Amores, ayer. / Vanessa Melgar

Redactarán un proyecto para ampliar las zonas visitables de esta infraestructura árabe para captar agua del fondo del Tajo

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

Un grupo de expertos investigará los enigmas de la Mina de la Casa del Rey Moro, una infraestructura de origen árabe, excavada en la piedra del Tajo de Ronda para captar agua desde el fondo de la garganta, desde el río Guadalevín, con más de 200 peldaños. La construcción está declarada Bien de Interés Cultural (BIC) desde 1943 y es propiedad de un empresario alemán, Jochen Knie, que adquirió la Mina y la Casa para crear un hotel.

Este proyecto ha sido descartado por la propiedad que centrará sus esfuerzos ahora en poner en valor la Mina. Alfonso Jiménez, arquitecto, catedrático de Arquitectura y conservador de la catedral de Sevilla hasta 2014; Antonio Almagro, arquitecto, profesor investigador del CSIC en la Universidad de Granada (UGR) y Premio Nacional de Restauración y Conservación de Bienes Culturales 2016; Fernando Amores, arqueólogo, profesor en la Universidad de Sevilla (USE) y ex director del Conjunto Romano de Itálica; Álvaro Jiménez, arqueólogo e investigador; y Francisco Pinto, arquitecto y profesor en la USE integran este equipo de expertos que prevé presentar el proyecto antes del verano y remitirlo a la Junta de Andalucía.

Quieren sacar a la luz espacios actualmente ocultos en la Mina, sobre la que dijeron que es única en España, como una noria, entre otros, mediante la realización de excavaciones que serían compatibles con la visita a la zona.

El Ayuntamiento anunció el cierre de la actividad y una multa al dueño de las instalaciones por falta de rehabilitación de la Casa. El dueño quiere convertirla en un espacio museístico.

Temas

Ronda

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos