«Los éxitos son la muestra de que el club se está consolidando»

«En la entidad somos conscientes de las limitaciones que tenemos, pero algún día nos gustaría formar a los jugadores desde la base» Francisco TroyanoPresidente del C. B. Ronda

FÁTIMA ÁVILA-CASANOVA RONDA.

El nombre de Paco Troyano está estrechamente ligado al mundo de la canasta en Ronda. Sin duda, ha sido uno de los precursores de este deporte en el municipio y es quien desde hace más de 20 años está volcado porque el nombre de la ciudad llegue a todos los rincones de la provincia. Lejos de lo que muchos puedan imaginar, sus años de juventud estuvieron ligados al fútbol, deporte en el que llegó a ser entrenador de equipos escolares y de barrio. Sin embargo, el día que comenzó a tener contacto con el baloncesto y con sus valores todo cambió, dejó los terrenos de juego por las pistas y se lanzó a una aventura que le llevó a conseguir el título de entrenador superior y a ser el gran artífice de los éxitos del C. B. Ronda. Precisamente, la pasada campaña los equipos cadetes y júnior consiguieron los primeros títulos federados masculinos de la entidad. Ahora está embarcado en la planificación de una temporada que se presenta más que apasionante.

-El C. B. Ronda es el gran referente del deporte de la canasta en la Serranía, ¿cuánto tiempo llevan trabajando por fomentar el baloncesto en la localidad?

-Como club específico de baloncesto, el C. B. Ronda nació en la temporada 2005-2006, porque anteriormente, desde el año 1997, éramos una sección de un club de fútbol que ya desapareció. Así estuvimos varias temporadas, casi siempre trabajando con niñas, pero a comienzos del año 2000 comenzaron a llegar niños y a formarse equipos masculinos. A partir de ahí, el número de jugadores aumentó sustancialmente y decidimos independizarnos.

«De lo que estoy más orgulloso es de que los jugadores se sienten a gusto en el club» «No existe la posibilidad de crear un equipo sénior, porque los chavales se van fuera»

-Es curioso que los inicios tengan sus raíces en equipos femeninos y, sin embargo, actualmente los éxitos llegan por parte de los conjuntos masculinos...

-Antes estaba todo más centrado en un centro escolar, pero en el momento en el que nos constituimos como C. B. Ronda y estuvimos abiertos a todos los chicos y chicas de la localidad, la inmensa mayoría de jugadores que se fueron acercando eran niños. Tenemos varias niñas en edad infantil y minibásket, porque en esas categorías la Federación permite equipos mixtos, pero cuando son más mayores les gusta menos practicar deporte. Se puede observar en las estadísticas de la Delegación Malagueña de Baloncesto que la inmensa mayoría de los clubes son masculinos. En las categorías femeninas suele haber uno o dos grupos de competición, mientras que masculinos hay varios. A nosotros nos pasa en proporción lo mismo.

Filosofía de trabajo

-¿Cuál es la filosofía de trabajo que siguen con sus equipos y que tan buenos frutos está dando? El año pasado, gracias a esta forma de trabajar, se proclamaron campeones de la competición plata júnior federada y de la bronce cadete.

-En Ronda somos conscientes de las limitaciones en el plano deportivo, especialmente en lo que respecta a los recursos humanos. Nosotros, por ejemplo, no formamos a los niños desde que son pequeños, aunque por fin el año pasado conseguimos sacar un equipo infantil mezclado con minibásket. Lo que nos gustaría algún día es llegar a tener equipos desde la base. Nuestra filosofía consiste en incentivar los valores, las relaciones personales... Los entrenadores que llevan los equipos suelen ser antiguos jugadores, que han vivido este ideario de fomentar las buenas relaciones, la educación y el respeto entre todos. Es muy raro que en un partido o entrenamiento nuestro haya algún incidente. Además, a los niños que no se pueden adaptar a nuestros horarios de entrenamiento les facilitamos que se entrenen con otro equipo o preparador sin que noten apenas diferencias, porque al trabajar todos con la misma filosofía no hay grande cambios. De lo que estoy más satisfecho es de que los jugadores se sientan a gusto en el club y de que establezcan verdaderos lazos de amistad. Eso es lo que me produce más satisfacción, independientemente de que intentamos que los resultados sean los mejores posibles. Trabajamos la faceta técnica lo mejor que podemos, para eso soy entrenador superior, y a los preparadores que tengo en el club lo que les pido es que tengan una formación. Siempre intentamos tener los mejores resultados, pero no es lo primordial.

-Dice que los resultados no son lo más importante, pero el año pasado a nivel federado obtuvieron dos títulos, ¿estos han sido los primeros campeonatos federados que ha conseguido el club?

-En categoría masculino sí, pero hay que destacar que en la época femenina, en categoría infantil, llegamos a ganar la Copa Federación varias veces. Con las chicas llegamos a lograr unos éxitos grandísimos en la Liga Campeonato de Andalucía, donde durante varios años consecutivos conseguimos clasificarnos para los 'play-off' con nuestros equipos cadete y juvenil. Es decir, quedábamos entre los cuatro mejores equipos de Málaga junto a conjuntos como Los Guindos, Presentación, Marbella y El Palo. Esos éxitos, incluso me atrevería a decir, que son mayores que los conseguidos la pasada temporada, pero no suenan tanto porque el deporte femenino no está tan valorado como el masculino. Además, en aquel entonces también fuimos a los campeonatos 3x3 que se celebraban y llegamos a quedar campeones de Málaga, concluimos entre los mejores de Andalucía e incluso nos clasificamos para el Campeonato de España. No obstante, todos los éxitos conseguidos creo que son fruto de la formación y experiencia de los entrenadores, obviamente, pero también de que el trabajo está teniendo una continuidad y el club se va consolidando. Llevamos ya una década trabajando con los niños y los que han ganado las últimas competiciones, aunque no están en el club desde pequeños, sí que llevan tres o cuatro campañas jugando juntos. Como responsable de la entidad creo que este es el premio a muchas dosis de constancia y también de continuidad con los chavales, y esperamos que esto siga dando buenos resultados. Lo importante es que los júnior -un buen número de ellos estudiarán la próxima temporada en Málaga o Sevilla- si quieren seguir jugando al baloncesto puedan hacerlo, y esto será posible porque tendrán un buen nivel para competir.

Fotos

Vídeos