«La entrada a la plaza será muy especial»

Vanessa, junto a su
novio, Tony. sur
/
Vanessa, junto a su novio, Tony. sur

La joven será la primera mujer de su familia que tendrá el honor de ser Dama Goyesca en los festejos dedicados al maestro del toreo

FÁTIMA ÁVILA-CASANOVA RONDA.

Vanessa Sierra será la primera mujer de su familia en ostentar el honor de ser Dama Goyesca. La joven de 20 años ha hecho de este modo su sueño realidad. Cuatro años llevaba deseando que llegase el día en que le confirmasen que sería una de las mujeres que representarían a la mujer de Ronda y, por fin, el pasado mes de junio llegó el momento. Fue el hermano mayor de la hermandad del Huerto, a la que pertenece desde hace tres años, quien le comunicó la noticia, recuerda: «Me sorprendió muchísimo y en aquel momento me entraron ganas de llorar. Como se acercaba la fecha de la imposición de medallas pensaba que no me habrían elegido. Por ello, cuando me dieron la noticia tuve una mezcla de emociones. Tenía tantas ganas de que pasase, que no sabía cómo reaccionar».

Tras realizar la pertinente llamada para dar la buena nueva a sus padres y su pareja se puso manos a la obra, pues no había tiempo que perder. El lugar donde le confeccionarían el traje de goyesca y los vestidos de gitana lo tenía claro, explica: «He desfilado en varias ocasiones para Creaciones Belén, y siempre me ha gustado todo lo que ha hecho, así que en ese aspecto no tenía dudas. Ella me enseñó un diseño y me pareció perfecto. Me he dejado guiar por su experiencia». Todos los vestidos están totalmente terminados, aunque aún no los tiene en casa. Del más importante de todos, el de Goyesca, no quiere revelar nada. Solo apunta que será «sencillo y bonito». Con respecto a los trajes de gitana se muestra algo más explícita, y desvela que uno de los tres que llevará es de color rojo.

Nombre
Vanessa Sierra Calvente.
Edad
20 años.
Su traje
Creaciones Belén.
Qué está haciendo
Es cuidadora de niños pequeños, aunque tiene previsto estudiar el Grado en Magisterio de Educación Infantil.
Sus rincones favoritos
El Tajo y el Palacio de Mondragón.

En la casa de los Sierra González se está viviendo con mucha intensidad todos los preparativos. Algunos familiares le han hecho diversos regalos como los mantones o la mantilla de madroño, y todo están deseando el día de la imposición de medalla para verla vestida de Goyesca por primera vez. Siempre han vivido muy unido la Feria y Fiestas de Pedro Romero, rememora la joven: «Cuando era pequeña siempre íbamos con mis tíos y mis abuelos a la Feria del Real. Mi madre siempre me vestía de flamenca, porque a mi me encantaba, y me llevaban a montarme en los caballos». Con el paso de los años ha tenido que ir haciendo un hueco para los amigos y su novio, aunque algún día con la familia siempre intenta pasar.

«De mi traje de goyesca solo puedo decir que es sencillo y muy bonito»

Numerosos son los compromisos que deberá afrontar a partir de la imposición de la medalla, aunque de todos ellos el que espera con más nerviosismo es el de la entrada a la plaza de toros, confiesa: «Me han comentado que es un momento muy especial. Según me dicen, lo que viviré allí no se puede ni siquiera explicar. Yo estoy deseando que llegue ese día para poder experimentarlo en primera persona». De las Damas Goyescas con las que compartirá estas vivencias conocía previamente a Pilar García, quien reside en su barrio y estudió en su instituto. Con las demás también está haciendo muy buenas migas. Los preparativos a nivel grupal van a buen ritmo. De hecho, el pasado martes tuvieron una reunión en la que le explicaron cómo se desarrollarían los primeros días de la Feria.

Los preparativos personales también los tiene bastante encarrilados, ya que los vestidos y el traje de Goyesca están listos, y los complementos comprados. Lo único que le queda son los zapatos, una elección difícil, asegura: «Deben combinar con los vestidos que llevo, y además tienen que ser cómodos, porque estaré muchas horas con ellos y los pies en estos casos son los que más sufren. He visto varias tiendas, pero aún tengo que mirar un poco más».

Amante de los niños, su ilusión es poder estudiar algún día el Grado en Magisterio de Educación Infantil. Hasta el momento ha ejercido como niñera y ha hecho un curso de monitora de aula matinal y comedor. Con ello, ha querido tener una primera toma de contacto con su futura profesión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos