«Estamos educando a nuestros hijos para que no sepan valerse por sí mismos»

Pedro García Aguado, durante la conferencia/Fernando Torres
Pedro García Aguado, durante la conferencia / Fernando Torres

Pedro García Aguado, el eterno ‘hermano mayor’, repasa las claves de la educación durante una conferencia en Alhaurín el Grande

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

«Antes la norma era ‘porque lo digo yo’; ahora es porque lo dice tu hijo». Sin perder la sonrisa ni el tono distendido, Pedro García Aguado, conocido en todo el país tras su paso en el popular programa de televisión ‘Hermano mayor’, sacó ayer las vergüenzas de los valores educativos de hoy en día frente a casi 700 padres de Alhaurín el Grande. Lo hizo en una conferencia, en la que compartió escenario con el profesor Francisco Castaño Mena. Ambos son responsables del programa ‘Aprender a educar’, que ayer llegó al municipio en dos charlas diferentes: la dirigida a los educadores, celebrada por la noche, y una enfocada a los alumnos, por la mañana.

A este primer encuentro acudieron más de 1.100 escolares de Alhaurín el Grande y Coín. La idea principal de los organizadores –el Ayuntamiento contó con la colaboración de Fundación La Caixa–, era celebrar los actos en el teatro del municipio, pero la expectación generada por el ‘hermano mayor’ hizo que finalmente se decantaran por el polideportivo municipal. En el turno de mañana, los jóvenes escucharon con atención la experiencia de Aguado, a quien su adicción a las drogas le apartó de un futuro prometedor en el waterpolo internacional –de hecho compitió en la selección española hasta que la vida le llevó por otros derroteros–. Castaño, por su parte, es responsable del proyecto Aula Oberta, un lugar al que acuden los alumnos más desmotivados de los centros escolares.

La experiencia de ambos ponentes fue valiosa para los escolares, pero más aún para los padres que acudieron a recibir consejos –y fuertes críticas– en la educación de hoy en día. «¿Cuántos de vosotros sabe con exactitud las aplicaciones que tiene su hijo instaladas en el teléfono?». Tan solo dos manos se alzaron entre el público, demostrando que los padres son «responsables» del uso que hacen los jóvenes de las nuevas tecnologías, redes sociales incluidas.

Comparativa

Tanto Aguado como Castaño hicieron una comparativa entre el modelo educativo con el que aprendieron ellos y con el que están aprendiendo las nuevas generaciones. Según explicaron, la clave está en el término medio entre ‘la lengua con sangre entra’ y la permisividad con la que la mayoría de padres se relaciona con sus hijos.

«¿Quién sabe cuáles son las obligaciones que tienen los hijos por el hecho de vivir con sus padres?». Una voz sonó entre las gradas:«Estudiar para defenderse en el mundo laboral». Aguado explicó que, según el Código Civil, los menores no emancipados deben «obedecer, respetar y ayudar a sus progenitores en las tareas del hogar hasta que puedan valerse por sí mismos». Fue aquí, tras un ejemplo expuesto por Castaño sobre un hombre de cuarenta años cuya madre acudió a pedir ayuda por su actitud, cuando el ‘hermano mayor’ hizo gala de su fama con respecto a la honestidad:«Estamos educando a nuestros hijos para que no sepan valerse por sí mismos».

Fotos

Vídeos