El dueño de la Casa del Rey Moro denunciará el cierre de la Mina

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

El dueño de la Casa del Rey Moro, un antiguo palacete del siglo XVIII sobre las Cornisas del Tajo, en cuyo entorno se sitúa la Mina, construida en la piedra en la época árabe y que baja a la garganta para captar agua, anunció ayer que presentará una demanda en los juzgados rondeños por presunta prevaricación contra la alcaldesa, Teresa Valdenebro, el edil de Obras y Urbanismo, Francisco Márquez, y la concejala de Turismo, Isabel Barriga, por dictar «resoluciones injustas», dijeron desde la propiedad de las instalaciones, en manos de un empresario alemán, Jochen Knie.

El Ayuntamiento anunció, ante la falta de rehabilitación de la Casa, una sanción económica y el cierre de la actividad, de las visitas a la Mina, Bien de Interés Cultural (BIC), junto con los jardines.

Desde la propiedad explicaron que el Ayuntamiento tiene en su poder un informe del Colegio de Aparejadores de Málaga que garantiza la seguridad en el recinto, «que el sitio es seguro», por lo que rechazan el anunciado cierre de este monumento, sobre el que recientemente se ha anunciado que expertos lo investigarán para tratar de ampliar las zonas visitables.

Temas

Ronda

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos