La Diputación negocia para que Júzcar siga siendo Pueblo Pitufo

Una visitante, ayer, besando una de las figuras para fotografiarse. / Vanessa Melgar

La institución y Sony median entre los dueños de los personajes y el Consistorio tras romperse un acuerdo alcanzado sobre los royalties

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

La Diputación Provincial de Málaga y la productora Sony están mediando actualmente entre el Ayuntamiento de Júzcar y la empresa que gestiona los derechos de los pitufos, International Merchandising Promotion & Services (IMPS), para que el municipio conserve la declaración de ‘Primer Pueblo Pitufo del mundo’, que le fue concedida en 2011, tras un casting, para iniciar la promoción de la película de las criaturas creadas por Pierre Culliford, por Peyo, en 1958, titulada ‘Los Pitufos 3D’, y por la que prácticamente todos sus inmuebles se pintaron de azul, en pleno Valle del Genal.

Contexto

El nombramiento, según ha comunicado IMPS al Consistorio, será revocado el próximo 15 de agosto, por lo que éste tiene que retirar las estatuas, imágenes y cualquier referencia a las pequeñas criaturas. El Ayuntamiento hizo pública esta situación a principios de mes, en un escueto anuncio en su web.

El regidor, Francisco Lozano (PP), ya explicó a este periódico que se había firmado un acuerdo con IMPS sobre los royalties, para el uso y venta de productos oficiales. La compañía reclamó el 12% de las ganancias por la organización de actividades, por parte de empresarios y del Ayuntamiento, entre otros, y había mostrado malestar, en distintas ocasiones y con la intención de regularizar la situación, por el uso de productos no oficiales, presentes en la localidad prácticamente desde el inicio de la aventura azul (solo eran legales, al parecer, las grandes figuras de Papá Pitufo, Pitufina y Pitufo Estudiante). El Ayuntamiento eliminó toda falsificación y según explicó ayer la diputada provincial de Promoción del Territorio, Marina Bravo, declaraciones del ex alcalde de Júzcar, David Fernández (PSOE), también empresario, habrían roto este acuerdo entre ambas partes ya que, aseguró, IMPS ha comunicado su malestar al Ayuntamiento por ello mediante un escrito, en el que se anuncia la retirada de la declaración. Al parecer, dichas afirmaciones estarían relacionadas con la acusación a IMPS de querer cobrar una especie de impuesto al municipio. Bravo hizo especial hincapié en que los royalties se pagan «por ley». El alcalde guarda silencio al respecto y Fernández prefirió referirse a estas declaraciones de Bravo hoy.

La diputada provincial aseguró ayer que el plan de la Diputación para relanzar Júzcar como destino turístico, como Pueblo Pitufo, que está en ejecución, sigue adelante. Está dotado con alrededor de 300.000 euros e incluye, entre otros, la adecuación de aparcamientos, la mejora de la señalización, la creación de una tirolina y un parque en diferentes alturas y el pintado de dibujos oficiales en las fachadas.

Bravo, que no dio por perdida aún la declaración de ‘Primer Pueblo Pitufo del mundo’, y distintas fuentes, sí, lamentó la situación y admitió que ello restará atractivo al municipio. Los inmuebles seguirán pintados de azul, hasta que los vecinos quieran mantener este color.

Preocupación en la localidad

El Ayuntamiento, la Diputación, Sony y la mayoría de los vecinos confían en que se pueda reconducir la situación y en que la Serranía de Ronda, una de las comarcas más deprimidas de la provincia y con más paro, conserve, legalmente, este reclamo turístico que ha conllevado cierto desarrollo económico del municipio, con apenas 200 habitantes, y de la zonal, todo gracias a los famosos dibujos de Peyo.

La preocupación también se ha traducido en el inicio de una recogida de firmas en la plataforma Change.org, dirigida al Ayuntamiento, por parte de una malagueña, que argumenta que «esas películas le dieron al pueblo mucha vida, sería muy especial para los malagueños que eso siga... Ojalá que no desaparezca, hay muchas soluciones...».

Fotos

Vídeos