Detenido el británico que dejó malherido a su acompañante tras un accidente de coche

Estado en el que quedó el vehículo. /SUR
Estado en el que quedó el vehículo. / SUR

La víctima, que no fue localizada hasta cinco horas después de que cayeran por un terraplén, ha salido de la UCI

ALVARO FRÍAS y JUAN CANOMálaga

La Guardia Civil ha detenido al hombre de nacionalidad británica que, presuntamente, abandonó malherido a su acompañante tras despeñarse el coche en el que viajaban por un terraplén de unos 30 metros hasta acabar en el río Guadalmedina. Las fuentes consultadas por este periódico han precisado que el arresto se produjo el pasado lunes, y que fue acusado de tres supuestos delitos: omisión del deber de socorro, además de los de conducir bajo los efectos del alcohol y lesiones imprudentes.

Cercado por la investigación de los agentes del Destacamento de Tráfico, el sospechoso, de 35 años de edad, se personó en dependencias de la Benemérita. Y lo hizo acompañado por su abogado, tras lo que se procedió a su detención y puesta a disposición judicial.

Los guardias civiles le seguían la pista de cerca gracias a las pesquisas que vienen desarrollando desde que el domingo 22 de abril se registrara el accidente sobre las dos de la madrugada. Sin embargo, no se tuvo conocimiento del siniestro hasta más tarde, cuando los bomberos, avisados por un particular, encontraron en el coche, que se que se había salido de la autovía, en el asiento del acompañante malherido a un joven, vecino de Riogordo y también de 35 años.

Aunque no hallaron ni rastro del conductor, los investigadores de la Guardia Civil desplegados en la zona sí que encontraron indicios del que podía ser el motivo de su huida: había media docena de botellas de cerveza vacías desperdigadas por los alrededores (salieron volando en el accidente) o en el interior del vehículo. En el maletero quedó otra botella de Vodka Smirnoff.

Con el paso de las horas, los investigadores de la Guardia Civil de Tráfico fueron reconstruyendo lo que pudo suceder. Los dos ocupantes del vehículo regresaban a Riogordo. El coche circulaba por la A-45 en sentido Antequera cuando, a la altura del punto kilométrico 131,500, pasados tres kilómetros de la venta Cotrina, se salió de la vía y cayó por el terraplén, dando varias vueltas de campana hasta acabar volcado sobre el lecho del río. Todo apunta a que el conductor pudo saltar del automóvil en marcha, mientras que su acompañante quedó atrapado dentro del habitáculo.

Poco después, el conductor se presentó magullado y con contusiones en la puerta del hostal Ciudad Jardín, en el Camino de Casabermeja. Llamó a la puerta y pidió ayuda. El empleado de la recepción se asustó al verlo y decidió llamar al 091. Una patrulla de la Brigada de Seguridad Ciudadana acudió al lugar y se entrevistó con el herido. Al parecer, el individuo manifestó que había sido agredido por «la policía», sin especificar más. No mencionó ni una sola palabra del accidente. Ni tampoco de su acompañante, al que había abandonado malherido dentro del coche. Tras ser trasladado hasta un hospital, se marchó antes de que pudiera ser relacionado con el siniestro.

En cuanto a su acompañante, fue trasladado en ambulancia a Carlos Haya con un traumatismo craneoencefálico (tenía parte del cráneo aplastado) y hemorragias internas. El paciente ingresó directamente en la UCI, aunque el pasado viernes abandonó esta unidad para continuar siendo tratado de sus lesiones en planta, en el área de Traumatología.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos