Los desafortunados malabarismos en una procesión de Alhaurín de la Torre

Ha sido uno de los vídeos más compartidos en el municipio en Semana Santa. Lo protagoniza un miembro de la banda de Los Verdes de Alhaurín el Grande, que precedió al traslado de la Legión. El joven golpea en varias ocasiones al público con una vara que lanza al aire con escasa pericia

SUR

El momento ha corrido como la pólvora por las redes sociales. A priori parece un vídeo normal de Semana Santa: un desfile, música cofrade de fondo, gente a los dos lados de la calle contemplando la estampa, esperando quizá la llegada de un cristo o una virgen. Sin embargo, algo llama la atención del espectador rápidamente. Un joven, uniformado, lanza una porra al aire tras hacer varias peripecias. La vara se eleva varios metros hasta una altura considerable y la trayectoria se desvía antes de caer entre el público en vez de en las manos del malabarista. Lejos de amedrentarse, el protagonista repite la hazaña hasta cuatro veces sin poder recoger la porra, golpeando a parte de los asistentes.

Al quinto intento, el malabarista recoge la vara de rodillas y el público aplaude dubitativo. «¿Está borracho?» comenta alguien entre la multitud. El joven hace gala de una pericia difícil de conseguir. El desfile continúa y el vídeo se detiene antes de llegar a los dos minutos de duración. ¿Quién es el temerario protagonista del documento audiovisual? ¿Qué problema está teniendo para que la porra acabe entre el público y no en sus manos? SUR se ha propuesto resolver algunos de los interrogantes que rodean uno de los momentos más compartidos de la Semana Santa de 2018 en la provincia de Málaga.

En algunos comentarios que se han hecho sobre el episodio mucha gente se pregunta dónde ocurren los hechos. Se trata del Viernes Santo de Alhaurín de la Torre, una de las jornadas más peculiares de la Semana de Pasión malagueña. Por la mañana hay un viacrucis y una guardia de honor de la Legión. Después se celebra un desfile de bandas que precede al traslado de la Legión, un momento que genera gran expectación en el municipio y suele reunir a numerosos visitantes. El malabarismo desafortunado tuvo lugar, precisamente, antes de dicho momento, en el desfile de agrupaciones musicales.

El protagonista es el portador de la porra de la Agrupación Musical Cultural Santa Vera-Cruz de Alhaurín el Grande –perteneciente a la cofradía de Los Verdes–. Según explican a SUR desde la cofradía, el joven «no iba borracho ni mucho menos». De hecho, lleva «desde joven» dedicándose al manejo de la porra y ha protagonizado «muchos momentos espectaculares» que están publicados en diferentes medios especializados y redes sociales como un elemento cultural esencial para la Semana Santa de la comarca del Guadalhorce.

¿Qué ocurrió entonces, si el malabarista iba en pleno uso de sus facultades? Desde la hermandad culpan al viento como responsable de los fallos. «En las palmeras se puede ver que había fuertes rachas», añaden. Lo cierto es que el Viernes Santo fue particularmente ventoso, aunque la única cuestión que queda por resolver es: ¿por qué repitió tantas veces, si vio que estaba golpeando a los asistentes? La respuesta a este interrogante es complicada, aunque apuntan a «la emoción» como principal causante de que el malabarista no se rindiera hasta poder reproducir la hazaña con el final deseado. Este periódico intentado, sin éxito, localizar al malabarista.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos