Declaran no culpable al exjefe de Policía de Coín acusado de malversar

El jurado popular descarta por unanimidad que se apropiara del dinero de los cursos de formación que organizó para otros agentes

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

El exjefe de la Policía Local de Coín acusado de malversación de caudales públicos fue declarado ayer no culpable en la última sesión del juicio. El proceso, que comenzó el pasado lunes, concluyó con la decisión unánime del jurado popular, que considera que el encausado no se apropió de ningún dinero destinado a los cursos de formación para otros agentes que él organizó, según fuentes cercanas al caso. La Fiscalía pedía una pena de cuatro años y medio de cárcel al considerar que el antiguo jefe de servicio había distraído un total de 4.338 euros, cantidad que los alumnos aportaron en concepto de inscripción a dichos programas formativos.

El encausado mantuvo su inocencia desde el inicio del juicio, y aseguró que puso su cuenta bancaria a disposición de los alumnos para que hicieran los ingresos correspondientes y así «poder sacar los cursos adelante», ya que dentro del Consistorio no había una partida presupuestaria destinada a dichos fines, por lo que no se podía crear un fondo municipal para el pago de las matrículas. En su defensa, dijo haber actuado «de buena fe» y sin intención de apropiarse de ningún dinero. A su vez, reconoció que «no tenía un control al dedillo» de todos los ingresos que se le hacían en la cuenta, que era la de sus gastos corrientes. Sin embargo, explicó que, una vez finalizaron los cursos, liquidó «todo» con el Ayuntamiento.

La causa se abrió a raíz de la denuncia del sindicato UGT, personada como acusación particular. Según el abogado del antiguo jefe de Policía, dicha acusación tuvo «fines de venganza política», ya que se estaban produciendo cursos formativos sin su participación.

Tras el fallo del jurado popular, el Juez ordenó la absolución del acusado, según se recoge en la Ley orgánica 5/1995 de 22 de mayo del tribunal del jurado: «Si el veredicto fuese de inculpabilidad, el Magistrado-presidente dictará en el acto sentencia absolutoria del acusado a que se refiera, ordenando, en su caso, la inmediata puesta en libertad».

Temas

Coín

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos