Los cursos de la UMA analizan el impacto de la crisis en el sufrimiento de las personas

Eduardo Bericat.
Eduardo Bericat. / V. M.

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

Eduardo Bericat, catedrático de Sociología de la Universidad de Sevilla (USE) afirmó ayer en Ronda que «la crisis ha generado un gran impacto sobre el sufrimiento de las personas». Este experto participó en los Cursos de Verano de la Universidad de Málaga (UMA) en la ciudad del Tajo, una edición a la que echará hoy el cierre y que ha contado con alrededor de cien alumnos. Parte de éstos, debatieron ayer con Bericat en la ponencia 'Bienestar material y emocional: la desigualdad de ingresos y de felicidad en España y Europa', mediante la que el catedrático puso en relieve la ausencia de indicadores para medir la felicidad y, por el contrario, la abundancia de los que ponderan la economía.

Argumentó que sí es posible medir la felicidad, mediante un sistema que ha ideado en el que se pregunta a las personas si viven tranquilos, tienen autoestima, están calmados, se siente satisfechos e incluso, entre otros, si se sienten descansados al levantarse. «Cuando se pregunta a una personas si es más importante el dinero o la felicidad, suelen responder la felicidad, pero curiosamente hay pocos indicadores que la midan», reiteró.

Ofreció datos sobre la crisis económica y la felicidad y dijo que de 2006, antes de esta coyuntura, a 2012, el porcentaje de españoles infelices (él habló de personas no felices y personas insatisfechas) ha crecido un 6,7%, lo que supone un 25,4% de la población, alrededor de 10,2 millones de personas. En Europa, este dato es, para el mismo año, del 18%.

En la misma línea, también explicó que existen países más felices, como Dinamarca y Noruega, y más infelices, como Hungría y Bulgaria, por lo que echó falta cohesión emocional en el espacio europeo.

Temas

Ronda

Fotos

Vídeos