Construirán un colegio y ayudarán a huérfanos en la India tras el accidente de los rondeños

Niños del orfanato agradecen la ayuda recibida desde Ronda.
Niños del orfanato agradecen la ayuda recibida desde Ronda. / SUR

Las familias de los tres fallecidos de Ronda en el país, cuyo minibús arrolló un camión, en un viaje humanitario, recaudan casi 17.000 euros

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

El dinero recaudado por los familiares de Vicente Pérez, Josefa Morán y Nieves López, los tres rondeños que fallecieron durante un viaje humanitario en un accidente de tráfico en la India el pasado 5 de agosto junto con Francisco Pedrosa, natural de Vélez de Benaudalla, aunque vivía y trabajaba en Málaga y era amigo de los rondeños, se destinará a las construcción de un colegio en el citado país y a ayudar a un orfanato en una zona montañosa, en el sur, cerca de la ciudad de Tiruvannamalai. Cabe recordar que los familiares pidieron sustituir el envío y depósito de flores en la capilla ardiente y en el funeral conjunto en Ronda por donativos para la Fundación Vicente Ferrer, con la que los fallecidos colaboraban. Se habían desplazado a la India para conocer la labor que desarrolla esta ONG y también para llevar material, forros polares y cuadernos, a una treintena de niños huérfanos dentro de otro proyecto solidario a cargo de Raja Kasinathan y con el que las víctimas estaban implicados, bajo el nombre ‘Los niños de la montaña’, en una zona de difícil acceso que fue reconocida por el Gobierno de India en 1973.

En total, mediante varias huchas instaladas en la capilla ardiente y tras la aportación de la Fundación Unicaja de 5.000 euros, se consiguieron reunir casi 17.000. La mitad se dirigirá a la Fundación Vicente Ferrer y el otro 50%, al orfanato, según explicó ayer Rafael Carmona, delegado en Andalucía de la citada ONG. En su caso, se construirá un colegio que llevará los nombres de Vicente, Josefa, Nieves, Francisco y el del conductor del minibús que también perdió la vida. «Estamos determinando en qué zona hay mayor necesidad. Estamos muy agradecidos, ellos estaban muy convencidos de que la educación es una herramienta clave para erradicar la pobreza. Es el proyecto que más se acerca a ellos», indicó Carmona.

El dinero, al 50%, se destinará a la Fundación Vicente Ferrer, con la que colaboraban las víctimas, y a un orfanato

En el caso del orfanato, que conoció en 2016 Vicente Pérez, una de las víctimas, de la mano de Kasinathan, que define al primero como su «alma gemela», los rondeños venían colaborando con él, con la treintena de niños que acoge. Habían organizado distintas actividades, desde Centro Baba, que dirigía Pérez y que organizó el viaje, para recaudar fondos con los que incluso habían ayudado a reparar las cubiertas del precario inmueble.

Cuando murieron, los fallecidos y sus compañeros, un total de 13 personas, la mayoría de Ronda, le llevaban forros polares y cuadernos. Ellos no llegaron a su destino pero el material, sí. Los niños, junto con Kasinathan, han querido mostrar su agradecimiento estos días con una fotografía en el orfanato. En una pizarra, al fondo, se lee: «Mr. Vicente, thank you, Ronda», en referencia al director de Centro Baba.

El minibús en el que viajaban los rondeños y el granadino, sus compañeros, fue arrollado por un camión que circulaba a gran velocidad. Las autoridades indias ya han detenido al conductor, que podría enfrentarse a una pena de prisión de diez años.

Solo habían recorrido alrededor de 200 kilómetros, desde las instalaciones de la Fundación Vicente Ferrer, donde pasaron la noche cuando unos encontraron la muerte y otros resultaron heridos. Aún sigue en la India una de las mujeres afectadas que podría regresar de forma inminente. Este pasado fin de semana llegó a España otra, mientras que el resto lo hicieron anteriormente.

Fotos

Vídeos