La Consejería de Salud declara el agua de Archidona como apta para el consumo humano

Los vecinos podrán hacer uso de la red potable 31 días después de que se detectase que los niveles del parámetro de color excedían los límites legales

Lo hizo tras comprobar que los niveles del marcador de color, que fue el que hizo sonar las alarmas, han vuelto a los parámetros normales, y que lo ha hecho de manera sostenida en el tiempo -la ley exige que los resultados de los análisis sean favorables tres veces consecutivas para levantar la restricción para que no falten garantías-. Así, y a efecto inmediato, la alcaldesa de la localidad, Mercedes Montero, transmitió a sus vecinos la noticia a través de un bando específico en el que, además, se pide que no se haga un mal uso de los recursos hídricos del municipio a pesar de la buena nueva.

uAnálisis desfavorable
El 29 de agosto se prohibía el consumo de la red municipal de agua potable por exceso de turbidez.
uControl continuo
Para revertir la situación, el agua de los pozos ha sido analizada semanalmente, con resultados favorables.
uVuelta a la normalidad
31 días después de las medidas de urgencia, el Ayuntamiento recibe el informe que permite el consumo de agua.

El informe de la Consejería llegó 31 días después de que la empresa Aguas de Archidona S. L. se viera obligada a contratar el servicio de camiones cisterna para asegurar el abastecimiento a los vecinos, ya que el agua de los grifos no podía beberse (aunque sí utilizarse para labores domésticas). La alcaldesa se dirigió a sus vecinos de forma «grata», aunque haciendo hincapié en la necesidad de gestionar de manera reservada el agua de la localidad. «Hay que mantener el nivel de conciencia, extremando en lo posible el consumo de agua, único modo de garantizar la aptitud del agua que se suministra, evitando así nuevas restricciones».

La vuelta a la normalidad ha sido posible, según fuentes municipales, a raíz al descenso de la cantidad de litros extraídos de los tres pozos del municipio. Esto se ha realizado «gracias a la colaboración que todos los vecinos han efectuado, conscientes de las limitaciones» que presentaban los acuíferos. Por estos motivos, la regidora quiso agradecer a los archidoneses mediante el bando la comprensión y «actitud cívica» que han tenido durante el tiempo que se han visto obligados a abastecerse con las camiones cisterna.

El agua se declaró como no apta por el consumo tras detectarse un aumento en el nivel de metales y residuos orgánicos, que llegaron a superar los 30 miligramos por litro que marca la ley para todas las comunidades autónomas. La causa de este problema está marcada por la sequía, que ha obligado a los responsables del suministro a extraer agua de las partes más profundas. Semanas antes de las restricciones, el Ayuntamiento y Aguas de Archidona consiguieron habilitar un tercer punto de extracción para, precisamente, evitar los problemas que se han producido a lo largo del último mes.

Ahora toca hacer balance y buscar medidas que prevengan las restricciones. Cada semana que los camiones cisterna han recorrido Archidona ha supuesto un coste de entre 3.000 y 5.000 euros, que, de momento, han salido del bolsillo del Ayuntamiento, desde donde no descartan pedir apoyo económico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos