Condenan a una de las empresas de áridos de Alhaurín de la Torre a pagar su parte para regenerar las canteras

Imagen de archivo del plan de regeneración de las canteras/SUR
Imagen de archivo del plan de regeneración de las canteras / SUR

El juez le obliga a pagar con intereses los 96.000 euros estipulados en el acuerdo marco de la sierra suscrito en 2006

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Las canteras ilegales de Alhaurín de la Torre han vuelto a ser objeto de una condena. En pleno trámite de un expediente sancionador a la empresa extractora de Pinos de Alhaurín que ha continuado con los trabajos en la sierra pese a la prohibición expresa, el Juzgado de Primera Instancia número 13 de Málaga ha condenado a otra de las cuatro compañías que fueron declaradas clandestinas en el año 2005, a Áridos Alhaurín de la Torre SL. La sentencia le obliga a abonar la cantidad de 96.600 euros más los intereses de demora correspondientes a la Fundación Social y Medioambiental Las Canteras, titular de la demanda.

El juez ha estimado la demanda presentada por la propia entidad sin ánimo de lucro, y ha hecho que la empresa condenada cumpla con los pagos acordados en el Acuerdo Marco de 2006 para la Reforestación y Restauración de la Sierra, un plan establecido en los tribunales que fue firmado por todas las empresas declaradas clandestinas. Todas estas compañías se comprometieron a abonar 900.000 euros anuales a la Fundación durante los siete años de vigencia del Plan Especial de Restauración de las Canteras, para costear actuaciones en materia medioambiental, de formación, de fomento del deporte y de apoyo a las asociaciones y colectivos sociales del municipio, en compensación por el daño a su entorno natural.

Esta es la segunda condena que se le impone a Áridos Alhaurín de la Torre SL por este motivo, ya que fue una de las afectadas por la sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 15 de septiembre de 2015 –confirmada en 2017 por la Audiencia Provincial–, por el impago de las aportaciones económicas que las compañías con actividad en la Sierra tenían que abonar a la Fundación durante el periodo de vigencia del Plan de Restauración. Los 96.600 euros de esta sentencia, fechada el 30 de mayo de 2018, corresponden a las cantidades que debería haber aportado esta firma desde el primer cuatrimestre de 2013 en adelante (el periodo que quedó fuera cuando se presentó la primera demanda).

Aquel primer fallo sentenció a a Áridos Alhaurín de la Torre a pagar 207.960,11 euros; Áridos y Premezclados a 30.000 euros; a Áridos El Pinar 218.400 euros; a Compañía General de Canteras 261.120 euros; y a Áridos y Reforestaciones 648.800 euros. Todo ello más intereses, correspondientes a las cantidades que dejaron de pagar hasta el primer cuatrimestre de 2013.

Los 207.960,11 más intereses correspondientes a la primera condena de Áridos Alhaurín de la Torre SL no se han cobrado aún, por lo que la Fundación ha iniciado el correspondiente proceso de ejecución en el juzgado. Las empresas con las que sí se ha llegado a acuerdos de pago una vez interrumpieron sus ingresos mensuales a la fundación son Portland Valderrivas, Aripisa, Compañía General de Canteras, Áridos y Reforestaciones (Sando) y Pinos de Alhaurín.

La Plataforma en Defensa de la Salud y la Sierra (PDSS), que fue la que denunció la ilegalidad de los trabajos en los primeros años de la pasada década, denunció recientemente que Pinos de Alhaurín mantenía su actividad extractiva. Lo hizo registrándolo en vídeo, un documento que entregó al Ayuntamiento, a la Junta de Andalucía y a la Guardia Civil –el Seprona confirmó a las pocas semanas que había actividad ilegal y notificó de los hechos a las administraciones–. Desde entonces, el Ayuntamiento ha abierto un expediente sancionador pidiendo el máximo legal, 90.000 euros.

Mientras tanto, la plataforma pidió el cierre definitivo de las canteras a la Junta de Andalucía, a través de un escrito en el que advertían de la posibilidad de estar incurriendo en delito al no clausurarlas (hecho que, según el documento, pondrían en conocimiento de la Fiscalía). A partir de ahí se ha abierto un proceso de reuniones entre la Delegación de Minas y el colectivo ecologista del que, de momento, no ha trascendido ningún detalle más allá de la voluntad de la administración de potenciar la reforestación de la sierra. Además, el pasado mes se constituyó la comisión de regeneración de la zona afectada, compuesta por asociaciones, partidos, sindicatos y administraciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos