Comienza la recogida de la aloreña con buenas previsiones

FERNANDO TORRES

La aceituna con denominación de origen Aloreña de Málaga se ha enfrentado a una temporada con falta de lluvias y unas temperaturas bastante elevadas. Sin embargo, a pesar de los problemas climatológicos, las previsiones para la recogida son las de «una campaña media, pero mejor que la del año anterior, con buen calibre, fruto sano y de buena calidad». Así lo explicó ayer la vicepresidenta del consejo regulador de la denominación de origen, Toñi Bravo, durante el tradicional acto en el que se inaugura la recogida de la aloreña.

Según indicaron ayer desde el consejo regulador, la temporada de 'verdeo' repercutirá de forma directa e indirecta en la provincia de Málaga «con un volumen de negocio valorado en quince millones de euros, que supondrá el sustento de más de 4.000 familias relacionadas directamente con el sector». Está prevista la recogida de diez millones de kilos de aceituna, de los cuales, en torno a cuatro millones saldrán al mercado certificados con la denominación de origen Aloreña de Málaga -no todos los cultivos cumplen con los requisitos para contar con la denominación de origen-.

La recolección de las aceitunas, conocida comúnmente como 'ordeño', es totalmente manual y artesanal. Las cuadrillas de trabajadores las recogen y las depositan en los canastos recubiertos de tela de saco, en cubetas o en los 'macacos', para evitar que los golpes dañen o estropeen las aceitunas, que son muy delicadas. Esto implica que los costes de recolección de esta variedad de aceituna sean «superiores a los de otras variedades», ya que además, es imposible que se haga mediante máquinas ya que los olivares de la Aloreña presentan una orografía compleja y de difícil acceso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos