Comerciantes de Coín hacen frente común contra los cambios en el tráfico

Trabajos en la calle La Feria, arteria principal de Coín./F. Torres
Trabajos en la calle La Feria, arteria principal de Coín. / F. Torres

Proponen mantener los dos sentidos en la avenida principal sin renunciar a las mejoras para el peatón que el Ayuntamiento ha proyectado en el centro

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Un total de 88 comerciantes del centro urbano de Coín se han alineado para oponerse al proyecto que el Ayuntamiento está efectuando actualmente en calle La Feria, arteria principal de la localidad. La propuesta municipal consiste en darle mayor prioridad al peatón en la mayoría del recorrido, ensanchando las aceras –actualmente no cumplen con los requisitos mínimos y son un obstáculo para personas con problemas de movilidad o carros de bebés– y reduciendo los carriles a uno, con un sentido único. Desde que se dio a conocer la intención del Consistorio, un grupo de comerciantes de la zona mostraron su rechazo, argumentando que sería perjudicial para el movimiento de la zona. Tras entregar más de 4.600 firmas, el alcalde, Fernando Fernández, les pidió que redactaran un proyecto paralelo, planteamiento que presentaron esta semana y que, según los portavoces del colectivo, «permite que todo el mundo gane».

Los comerciantes se han asociado en una plataforma ciudadana llamada No al sentido único, y llevan varias semanas trabajando en la propuesta, redactada por el estudio malagueño Inaser. En el proyecto, explican que el recorrido que surge al suprimir uno de los carriles de la calle principal es «incompatible» con el volumen de tráfico y con las necesidades de los clientes que acuden a la zona comercial.

Consideran que el sentido único alejará a los clientes, sobre todo a los que llegan de Guaro y Monda

Existen dos itinerarios para volver a la avenida una vez ésta se abandona: por calle Parra y por el Paseo del Obispo. En el primer caso, según se recoge en el estudio previo de la propuesta de la plataforma, el ancho de la calle es muy estrecho, no existe acerado para los peatones y hay varias curvas de noventa grados «que dificultan la circulación». Los comerciantes argumentan también que el segundo recorrido es demasiado largo, ya que obliga recorrer unos 2,8 kilómetros para volver a pasar por el mismo punto –el itinerario actual es de 600 metros–.

Con todo esto, Pedro Lucena, Ana Ordóñez y Rafael López, de los Valencianos, portavoces de la plataforma, explican que no quieren renunciar a la mejora de la calle planteada por el Ayuntamiento. «Queremos dar prioridad al peatón y mejorar las aceras para aumentar la movilidad, y hemos demostrado que se puede hacer sin renunciar a los dos sentidos». Para ello han planteado dar mayor espacio a la acera sur, reduciendo la longitud de la norte y permitiendo que pasen dos coches en todo momento. Además, proponen limitar la velocidad a quince kilómetros por hora, para que los viandantes sean protagonistas de la avenida. Por su parte, el alcalde, Fernando Fernández, aseguró a SUR estar estudiando el proyecto con los técnicos del Ayuntamiento. No obstante, «a priori y sin perjuicio de un estudio más profundo, no parece muy compatible con las aceras anchas, con una doble dirección y con las zonas para carga y descarga», apuntó. En cualquier caso, el regidor aseguró que «en unos días» podrán dar una respuesta.

Uno de los principales complementos del Ayuntamiento para esta modificación es el aumento de plazas de aparcamientos en el entorno urbano, con la intención de dar prioridad al comercio peatonal frente al de carga y descarga que impera en la zona. Desde la plataforma advierten que esta fórmula «no funciona», sobre todo con los visitantes de Guaro y Monda.

Temas

Coín

Fotos

Vídeos