El colegio El Pinar, de Alhaurín de la Torre, lleva su proyecto ‘Drones en clase’ a centros de toda España

Varios alumnos durante una clase de robótica en colegio El Pinar junto a uno de los aparatos con los que aprenden./Sur
Varios alumnos durante una clase de robótica en colegio El Pinar junto a uno de los aparatos con los que aprenden. / Sur

El centro malagueño es elegido para participar en SIMO 2017, una de las ferias sobre tecnología y educación más prestigiosas del país

FERNANDO TORRES

Tecnología y educación llevan ya muchos años coqueteando. Los avances en la ciencia se van implementando en las aulas y poco a poco los pupitres tiene más enchufes, pantallas y dispositivos. SIMO es el salón de tecnología para la enseñanza más prestigioso de España, y para su edición de 2017 se ha fijado en El Pinar, un colegio de Alhaurín de la Torre. Lo ha hecho gracias al proyecto de programación, construcción y manejo de drones en el aula que el centro puso en marcha el pasado curso en colaboración con Málaga Drone Tech, dedicada a la prestación de servicios profesionales con estos dispositivos. Ésta ha sido una de las 60 iniciativas seleccionadas por el equipo de expertos que organiza el evento para formar parte del cartel de la Feria que arrancará a mediados de la próxima semana.

Entre el 25 y el 27 de octubre Madrid se convertirá en el escaparate de las propuestas de vanguardia tecnológica de la enseñanza nacional. Se trata de más de medio centenar de experiencias innovadoras y de vanguardia que se aplican con éxito en instituciones académicas de todas las regiones del país, a las que hay que añadir charlas de expertos, investigadores y representantes de algunas de las empresas más importantes del sector.

El profesor de Drónica y Robótica de El Pinar, Ignacio Arias, compartirá cartel con otros expertos de diferentes comunidades como Fernando Posada, asesor TIC del Centro de Profesorado de Lanzarote, que hablará sobre los recursos para trabajar el pensamiento computacional en Infantil y Primaria; Pilar Serna y Javier Caballero y profesores del CEIP El Fabraquer de Alicante, que mostrarán su plan educativo de enriquecimiento curricular basado en el uso de las TIC’s y dirigido a alumnos con altas capacidades intelectuales. Esta edición de SIMO también contará con expertos con calado internacional en el gremio como el investigador estadounidense Roger Schank, que como especialista en Inteligencia Artificial hablará sobre el impacto de las tecnologías en el sistema educativo.

Un sector todavía por descubrir en la enseñanza

El mundo de los drones hace mucho tiempo que dejó de ser un juego de niños para transformarse en uno de los ámbitos de trabajo e investigación científica con más proyección del sector tecnológico. Lejos del uso recreativo que se ha hecho de estos aparatos no tripulados; los drones han evolucionado hasta convertirse en herramientas al servicio de diferentes tarea: desde el rescate de personas y el salvamento marítimo hasta las labores de fumigación de campos, siembra de semillas y tareas de vigilancia o revisión y limpieza de cables de alta tensión, entre otros.

Muchos trabajos potencialmente peligrosos han visto un aliado en esta herramienta, que mejora y en muchos casos simplifica las labores humanas evitando el riesgo para las personas. El de las salidas profesionales es uno de los principales enfoques con el que trabajan los expertos en este campo, que insisten en que el dominio temprano de esta tecnología y sus usos puede abrir muchas puertas profesionales a los futuros graduados y dar una notable ventaja a los alumnos que ya estén familiarizados con ellas.

Según el Informe y Radiografía de los Drones, uno de los últimos observatorios dedicados a esta industria elaborado por The Drone Show, mientras el 45,8% del sector de aeronaves no tripuladas se destinan al ocio en España, hay un 54,2% participan en tareas como infraestructuras, minería, agricultura, seguridad y defensa. Estos datos son los que empujan a los docentes a implementar la materia en las aulas, ya que confían en que en el día de mañana se podrá aplicar a cualquier disciplina laboral a la que los alumnos dediquen su futuro.

En el caso de Arias, el profesor de Alhaurín de la Torre, el formato elegido para mostrar el proyecto curricular de ‘drónica’ aplicado al aprendizaje transversal de asignaturas como ‘Sciencie’, Física, Matemáticas o Tecnología, será el de un taller de dos horas de duración en las que explicará a docentes de otros centros las claves pedagógicas para afrontar el trabajo con estos dispositivos como un vehículo para que los alumnos puedan llevar al campo de la experimentación práctica los datos.

Además ha reservado una parte de la ponencia para mostrar los componentes y características técnicas de los drones con los que se trabaja en el centro, y también explicará cómo se organizan los grupos de alumnos y los conceptos básicos a tener en cuenta a la hora de introducir su manejo y construcción en las dinámicas de clase.

El programa de ‘Drónica’ aplicada del Colegio El Pinar echó a andar el pasado curso académico con el despliegue de un plan de trabajo teórico/práctico enfocado al aprendizaje creativo a través de la construcción, programación y vuelo de estos aparatos. A la vez que asimilan y se lo pasan bien, los jóvenes de enseñanzas medias encuentran en esta iniciativa didáctica una manera eficaz de iniciarse en uno de los ámbitos de las nuevas tecnologías con mayor potencial de innovación y desarrollo, según explican desde el propio centro.

Un proyecto arraigado

El proyecto arrancó el pasado curso con las clases teóricas que impartieron los técnicos de la firma Málaga Drone Tech. Sus especialistas comenzaron a trabajar con grupos de Secundaria al objeto de que los alumnos se familiarizaran con los conceptos básicos, funcionalidades, técnicas y aplicaciones de estos complejos dispositivos aéreos en sesiones interdisciplinares enfocadas a la práctica. Este año los jóvenes darán el salto al siguiente escalón del proyecto con el manejo y programación de las aeronaves, con las que tendrán que realizar ejercicios de montaje, control y maniobrabilidad, aplicando fórmulas matemáticas y físicas. Este curso, además, desarrollarán labores en equipo, demostrando su dominio sobre las nuevas tecnologías, así como el manejo de componentes electrónicos y, por supuesto, llevando las rutinas de programación a nuevos dispositivos de mayor complejidad.

En paralelo, el otro gran reto del programa es familiarizar a los estudiantes con un sector en auge y despertar en ellos la curiosidad por unas tecnologías que a medio plazo pueden revolucionar el campo profesional en sectores como la ingeniería, la industria audiovisual, la publicidad o el marketing.

Conviene recordar que hace dos años el Colegio El Pinar fue uno de los primeros centros de España en integrar la Robótica como asignatura obligatoria a su plan curricular. Muchos otros siguen contando con ella como materia extraescolar; no como una asignatura más del currículo académico oficial. Durante la clase, el profesor plantea a sus estudiantes un problema, que tienen que resolver con los materiales de que disponen. Ahora, esta experiencia será el referente de SIMO y, quizá, de otros centros en España.

Fotos

Vídeos